1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Caso de eutanasia divide a gobierno italiano

Eluana puede morir. En el caso de esta paciente italiana, en coma desde hace 17 años, el presidente Giorgio Napolitano acaba de imponer su autoridad en Italia. Según varios medios de comunicación, el jefe de Estado rehusó firmar un decreto del primer ministro Silvio Berlusconi de hoy viernes, por el que se prohibía interrumpir la alimentación artificial de Eluana Englaro. Y sin la firma de Napolitano, el decretó no puede entrar el vigor. Eluana Englaro, de 38 años, fue trasladada la noche del martes desde una clínica en la localidad lombarda Lecco a un asilo de ancianos en Udine, donde la mañana de hoy se había empezado paulatinamente con la eutanasia pasiva. Durante los últimos días, varios críticos habían señalado que los planes del gobierno de frenar a través de un decreto el proceso de eutanasia autorizado por un tribunal, infringía la partición de poderes en un Estado democrático. A pesar de ello, el Consejo de ministros apoyó hoy de forma unánime que se detenga el corte de la alimentación artificial hasta que no haya una legislación clara respecto a la eutanasia. "Mi decisión ha sido tomada únicamente en base a la Constitución", señaló por su parte Napolitano para justificar su actuación, y agregó que no se ha dado nada nuevo, que tenga relevancia para dar pie a un nuevo decreto. (dp/el)