Caso Caro Quintero pone en la picota al sistema judicial | América Latina | DW | 14.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Caso Caro Quintero pone en la picota al sistema judicial

La liberación del capo mexicano Rafael Caro Quintero, es criticada por analistas que señalan que “el embrollo de inconsistencias“ del sistema judicial, deja a inocentes en las cárceles y protege a delincuentes.

Members of the Army patrol the surroundings of the Puente Grande State prison in Zapotlanejo, Jalisco State, Mexico, on 9 August, 2013 where former top Mexican cartel boss Rafael Caro Quintero -- who masterminded the kidnap and murder of a US anti-drug agent in 1985 -- was informed early Friday that a court ordered his release. A criminal court in the western state of Jalisco approved Rafael Caro Quintero's release on August 7, a court official who asked not to be identified told AFP. Caro Quintero has served 28 years in prison for the 1985 murder of US Drug Enforcement Administration special agent Enrique Camarena, who was kidnapped in Guadalajara and tortured and murdered. AFP PHOTO / HECTOR GUERRERO (Photo credit should read HECTOR GUERRERO/AFP/Getty Images)

Mexiko Rafael Caro Quintero freigelassen

Un tribunal federal mexicano, ordenó la liberación inmediata del capo mexicano Rafael Caro Quintero, argumentando errores procesales. Caro Quintero fue liberado con la argumentación de que había cumplido su condena por narcotráfico. Sus abogados ganaron un recurso para que fuera anulada una sentencia en el ámbito federal por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena, ocurrido en 1985, crimen que le valió una condena de 40 años de cárcel. Las autoridades de México y Estados Unidos lamentaron lo ocurrido.

Caro Quintero fue puesto en libertad después de 28 años de cárcel. “El desenlace ha sido una sopresa incluso para los mismos mexicanos y podría ser el detonante de una nueva crisis política entre México y Estados Unidos, que vuelve a los titulares de la prensa luego de treinta años“, dijo en conversación con DW el analista alermán Günther Maihold, que dirige actualmente la cátedra Humboldt en el Colegio de México.

Maihold criticó el sistema judicial mexicano que tiene a un 90% de los presos en las cárceles mexicanas sin juicio. „La Procuraduría General de la República (PGR) no es capaz de presentar los documentos que puedan conducir a un proceso en la mayoría de los detenidos, las pruebas siempre son muy débiles. En este sentido es clara la necesidad de una reforma de un sistema judicial que tiene que adecuarse a nuestros tiempos“, dice el analista. “Ante esta debilidad del sistema judicial, tal vez es mejor extraditar a este tipo de criminales a Estados Unidos, que intentar enjuiciarlos en México“, advierte Maihold.

La conflictiva frontera entre Estados Unidos y México.

La conflictiva frontera entre Estados Unidos y México.

Los asesinados no eran diplomáticos

La decisión de liberar a Caro Quintero se basa en el argumento de que ya cumplió su condena por narcotráfico. El fundador y ex líder del Cártel de Guadalajara ganó un recurso interpuesto por sus abogados al lograr declarar incompetente al Tribunal Federal que lo enjuició por el asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena y de su piloto Alfredo Zavala Avelar. Caro Quintero debió haber sido juzgado en el ámbito local porque no se trataba del asesinato de diplomáticos ni de agentes consulares.

El abogado Alfredo Narváez, señala que el sistema jurídico mexicano está lleno de recovecos que pueden ser aprovechados por los abogados. „El tribunal que condenó a Caro Quintero por los asesinatos de los agentes de la DEA es incompetente porque es un tribunal federal, cuando, según la sentencia que salió hace unos días, se dice que esos delitos debieron haber sido procesados por un fuero común, o sea, un tribunal penal del Estado de Jalisco“.

El especialista en políticas y derecho público que realiza un doctorado en la Universidad Humboldt de Berlín, consultó la sentencia de 2.556 páginas sobre el caso Caro Quintero, que está abierta al público en el portal internet del consejo de la judicatura federal. „En algunos delitos se dijo que ya había cumplido la condena, en otras se sobreseyó, la figura de sobreseimiento se da cuando hay alguna imposibilidad para juzgar el asunto. Por eso no se declara inocente o culpable, sino que se sobreseya el asunto por tal delito. En este caso se sobreseyó por algunos errores procesales“, afirma.

La guerra contra las drogas ha dejado miles de muertos y desaparecidos.

La guerra contra las drogas ha dejado miles de muertos y desaparecidos.

"No habría sucedido en países desarrollados"

El investigador, que realiza en Berlín un estudio comparativo de los sistemas judiciales de México, Estados Unidos y Alemania, destaca que la Suprema Corte de Justicia de la Nación había resuelto que cuando el tribunal que condena es incompetente tiene que reponer el proceso. „El Tribunal Colegiado que lo puso en libertad ignoró ese criterio, porque según el razonamiento, de no liberarlo, se le juzgaría dos veces por el mismo delito. Entonces decretaron libertad por el delito de asesinato de los agentes de la DEA“.

El experto señala que en países desarrollados como es Alemania y EE.UU., una resolución de un tribunal máximo, es obligatoria para todos los tribunales inferiores. En otros países lo que ha sucedido en México no sería posible. “La Suprema Corte de Justicia en México es la última palabra, pero existe la figura conocida como jurisprudencia. Esto tiene que ver con la separación de poderes que viene desde mediados del siglo XIX, que refleja el miedo de los legisladores a perder poder frente a los jueces, entonces limitan los efectos de las sentencias“.

El jurista advierte que en México son necesarias muchísimas reformas. "La constitución ha sido transformada tantas veces que se pierde uno en el laberinto judicial mexicano, hay que modificar eso, y desde luego hay que reformar el sistema judicial, hay que darle a la justicia un carácter constitucional. Esto no puede funcionar nunca si está basado en excepciones, hay que quitarle las excepciones al sistema jurídico mexicano“, concluye.

Autora: Eva Usi

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda