Casi 173 muertos en Alepo tras el fin de la tregua | El Mundo | DW | 24.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Casi 173 muertos en Alepo tras el fin de la tregua

Mientras tanto, los aviones del gobierno y sus aliados continúan con los bombardeos para preparar el terreno para una ofensiva terrestre.

Al menos 173 personas han muerto, entre ellas 26 niños, desde el fin del alto el fuego en la zona bajo control rebelde en la provincia de Alepo, en el norte de Siria. Así lo informó hoy (24.09.2016) el Observatorio sirio para los Derechos Humanos. Los muertos se registraron durante los ataques aéreos y el avance de las tropas del Gobierno, desde el pasado lunes por la noche, cuando la tregua se rompió tras el ataque a un convoy de ayuda humanitaria de la ONU.

Las tropas del Ejército están estrechando su asedio sobre la zona la zona bajo control rebelde en la ciudad, donde se encuentran atrapadas unas 250.000 personas que no pueden abandonar el lugar, según denunció la víspera el grupo de voluntarios de los Cascos Blancos. El suministro de agua en Alepo, incluyendo en el este bajo control del Gobierno, ha resultado fuertemente dañado por esos ataques, según denunció Unicef. Tres de la cuatro estaciones de los Cascos Blancos, se vieron afectados por los ataques esta semana.

Siguen los bombardeos

Mientras tanto, los aviones del gobierno y sus aliados siguieron hoy bombardeando zonas bajo control rebelde en el este de Alepo, preparando el terreno para una ofensiva terrestre para la toma completa de la ciudad, según anunció el Ejército el pasado jueves. Según el Observatorio, cayeron misiles sobre al menos 13 barrios de disputada zona oriental de la ciudad, causando la muerte de al menos 25 personas. Sin embargo los Cascos Blancos hablaron del doble de víctimas y cientos de heridos.

Los últimos avances del Ejército, que tomaron el campamento de Handarat en el norte de Alepo, aumentan la presión sobre los rebeldes locales. "Los bombardeos y fuego de artillería no paran. Son continuos", dijo a dpa Bahaa al Halabi, un activista de la zona oriental. Mahmud Rslan, que trabaja como cámara en la zona, señaló que los ataques incluyen fuego de artillería y bombas barril, condenadas a nivel internacional, lo que está dificultando el trabajo de los equipos de rescate en busca de víctimas bajo los escombros.

El conocido como Grupo de Apoyo a Siria no logró el pasado jueves llegar a un acuerdo sobre la restauración de la tregua en ese país, rota tras el ataque el lunes a un convoy humanitario de la ONU al que se había permitido avanzar. Al menos 21 personas perdieron la vida y 18 camiones fueron destruidos en el ataque.

MS (dpa/efe)

 

DW recomienda