1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Carolina Goic, la candidata chilena que tiene el apoyo de Merkel

La senadora de la Democracia Cristiana aspira a la presidencia de su país. Se ha reunido dos veces con la canciller alemana, quien le dio su respaldo. “Es la líder más importante del mundo”, dice Carolina Goic.

El 9 de septiembre de 2016, la senadora chilena por la región de Magallanes, Carolina Goic Boroevic, se reunió en Berlín con la canciller Angela Merkel. Ambas dirigentes militan y presiden partidos hermanos: Merkel cumple esa función en la Unión Cristianodemócrata (CDU) y Goic en la Democracia Cristiana (DC), de allí que exista afinidad política entre ellas. El mismo escenario se repitió el 26 de junio de este año. Otra vez en Berlín, otra vez las mismas protagonistas. "Sin duda la canciller Merkel es para mí una gran inspiración. Es la líder más importante del mundo y un referente para todas las mujeres que estamos en política”, dice a DW la senadora Goic.

 

Más información:
Encrucijada chilena: ¿volver a Piñera o probar algo nuevo?

Cambios en el tablero político chileno

 

Goic no solo está en la Cámara Alta del Parlamento chileno. Es también candidata a la presidencia de su país. Su postulación provocó un remezón en su alianza política, la Nueva Mayoría, pues su plan de ir a primera vuelta -y no a primarias- para competir con el senador Alejandro Guillier no fue bien recibido por los otros partidos oficialistas. De cualquier modo, sus encuentros con Merkel le han servido para mostrar que el alcance de sus aspiraciones va más allá de las fronteras de Chile. De hecho, con Merkel habló de sistemas de pensiones y de las elecciones de septiembre en Alemania. Y de paso, la canciller dio una potente señal: "Me entregó todo su apoyo y respaldo, cuestión que agradezco de todo corazón”, revela Goic.

¿Y de qué conversaron con Merkel, senadora?

En la primera oportunidad conversamos mucho sobre ser mujeres en política y las dificultades que ello implica, en un ambiente donde sigue existiendo un marcado machismo. Asimismo, me interesó mucho conocer su experiencia en cuanto a ejercer el doble rol de presidenta de la CDU y canciller. En la última reunión aproveché de regalarle un ejemplar del libro de fotografía realizado por mi marido, Christián Kirk, titulado "Tierra del Fuego”, donde se muestran paisajes de la Patagonia chilena, como una manera de invitarla a conocer mi hermosa región de Magallanes.

¿Qué tan relevante es en Chile la figura de la canciller Merkel?

La canciller Merkel es una figura de talla mundial y en Chile es vista con mucha admiración, no solo por los logros que ha alcanzado en su carrera política interna en Alemania, sino que de manera especial por el rol que le cabe en el ámbito internacional, donde es una figura respetada que ejerce una enorme influencia a nivel global. Especial valoración tiene la canciller en mi partido, la Democracia Cristiana, producto de muchos años de cooperación y ayuda de parte tanto de la CDU como de la Fundación Konrad Adenauer.

Usted y la exsenadora Soledad Alvear fueron a presentar su pésame a la embajada alemana en Santiago tras la muerte del excanciller Helmut Kohl. ¿Tiene que ver con esa buena relación también?

Helmut Kohl es, sin duda, uno de los líderes más importantes de la última mitad del siglo XX. Fue quien logró la reunificación de Alemania y derribó el muro, iniciando así una nueva era para el país y el mundo. Durante la dictadura militar de Augusto Pinochet en Chile, Kohl fue un gran amigo de muchos compatriotas que salieron exiliados y fueron recibidos con los brazos abiertos en Alemania. Yo, como presidenta de la Democracia Cristiana, no podía menos que ir a la embajada a presentar nuestros respetos a un gran líder, pero sobre todo a un gran amigo.

¿Cómo ve a la canciller Merkel de cara a las elecciones alemanas? ¿Qué tanto hay en juego para América Latina en esas elecciones?

En mi último viaje a Berlín pude conversar con muchos representantes de la CDU y lo que percibí es un ánimo muy optimista, pero no triunfalista, pues las elecciones se pelean hasta el día de la votación. Lo que les señalé a muchos de los personeros en Alemania y luego a altos dirigentes del Parlamento Europeo, es que mientras Estados Unidos levanta muros Europa debe tender puentes hacia Latinoamérica, y en eso a Alemania le cabe un rol preponderante. Yo estoy segura de que la canciller Merkel obtendrá un gran triunfo.

¿Qué cosas del modelo alemán le gustaría implementar a usted en Chile si resulta elegida presidenta?

Me interesa mucho la manera en que funciona el sistema de salud y en especial cómo abordan el tratamiento del cáncer, que será un tema prioritario en mi gobierno. También me ha llamado la atención el diseño de la educación de técnicos altamente especializados, algo que en Chile tenemos que mejorar. Asimismo, hemos estudiado la manera en que funciona el sistema de pensiones, algo que en nuestro país es un tema de mucha urgencia producto de que la mayoría de nuestros adultos mayores recibe pensiones miserables que los condenan a la pobreza. 

Las encuestas la muestran creciendo, pero todavía lejos de los candidatos que lideran estos sondeos. ¿Le preocupan esas encuestas o es mejor trabajar sin prestarles tanta atención?

Las encuestas se equivocaron con el "brexit” en Reino Unido, en la elección presidencial en Estados Unidos y en la consulta sobre las FARC que se dio en Colombia, solo por poner algunos ejemplos. Lo que yo he sostenido desde un comienzo es que las encuestas no van a pautear nuestra candidatura. Si bien son un dato que hay que considerar, efectivamente hemos ido aumentando nuestro apoyo y aún queda mucho tiempo de campaña, el escenario electoral está absolutamente abierto y nadie tiene la elección ganada.

DW recomienda