1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Candidato de Trump a dirigir el Ejército renuncia tras polémica

Este es el segundo nominado para ese cargo que se retira antes de ser siquiera confirmado por el Senado. La comunidades transexual, musulmana o latina habían sido blanco de sus controvertidas declaraciones.

Mark Green, designado por el presidente estadounidense, Donald Trump, para ser secretario del Ejército, renunció este viernes (05.05.2017) a aspirar al cargo, tras la polémica por sus comentarios sobre transexuales, latinos y refugiados sirios. El multimillonario Vincent Viola, nominado inicialmente por el presidente, también se retiró en febrero para evitar incurrir en conflictos de interés derivados de su implicación en varias empresas.

"Con una profunda pena, retiro mi nominación para ser secretario del Ejército", dijo Green en un comunicado citado por varios medios. "Para hacer frente a los retos (de ese cargo), no debería haber distracciones. Y desafortunadamente, debido a los ataques falsos y engañosos contra mí, esta nominación se ha convertido en una distracción", agregó, agradeciendo a Trump su confianza al nominarle para el cargo.

El senador demócrata Chuck Schumer saludó su renuncia a través de un comunicado: "la decisión de s Mark Green de retirar su nombre como candidato a secretario del Ejército es una buena noticia para todos los americanos, especialmente aquellos que fueron personalmente vilipendiados por sus despectivos comentarios contra la comunidad LGBTQ, musulmana o latina, entre otras".

Polémicas declaraciones

Green, un senador estatal republicano en el Capitolio de Tennessee, desató la polémica con declaraciones como que si se preguntara a los psiquiatras, dirían que "ser transgénero es una enfermedad". El legislador también dijo, cuando le preguntaron en un acto de un grupo conservador sobre la razón del auge en el número de latinos registrados para votar en Tennessee, que "probablemente los estén trayendo en autobuses" desde fuera del estado.

Además, en un programa de radio, llamó a los refugiados sirios "gente del EI (Estado Islámico)", y en otra ocasión se mostró de acuerdo con la idea de que es necesario "actuar contra el adoctrinamiento del Islam en las escuelas públicas" de Estados Unidos. Esos comentarios motivaron críticas de varios destacados senadores demócratas que anunciaron esta semana que votarían en su contra, además de la condena de decenas de organizaciones no gubernamentales y algunos militares retirados.

En su comunicado, Green se quejó de que sus "creencias cristianas" habían sido "malinterpretadas y atacadas por unos pocos en el otro lado del espectro político, para su propio beneficio partidista". "Estos falsos ataques no afectan las necesidades del Ejército ni mis cualificaciones para servir, pero creo que es crucial dar al presidente la capacidad de seguir adelante con su misión de restaurar nuestro Ejército a su lugar correcto en el mundo", agregó.

LGC (EFE/dpa/AP)

DW recomienda