1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Francia

Campaña de Le Pen presenta a Macron como candidato oficialista

La ultraderecha francesa traza su estrategia para el balotaje: presentar al rival, Emmanuel Macron, como heredero del actual presidente, François Hollande. Tampoco falta quien lo compare con Nicolás Sarkozy.

Macron encabeza el escrutinio con más de dos puntos porcentuales por encima de Le Pen. (Reuters/B. Tessier)

Macron encabeza el escrutinio con más de dos puntos porcentuales por encima de Le Pen.

"Hay una mayoría de franceses que por nada del mundo quiere revivir este quinquenio de pesadilla en el que Emmanuel Macron ha estado en los primeros puestos", declaró Nicolas Bay, secretario general del Frente Nacional (FN), el partido de Le Pen, entrevistado por la emisora "France Info". Para Bay, Macron, en realidad "es el candidato del Partido Socialista" y el actual presidente socialista lo apoyará.

Macron, que de llegar al Elíseo sería el presidente más joven de la V República (39 años), fue ministro de Hollande durante dos años hasta finales de agosto de 2016, cuando dimitió por disensiones con el actual jefe del Estado y para consagrarse por entero al movimiento político que creó en abril de ese año. Pero el vicepresidente del FN, Florian Philippot, repitió en el canal "BFMTV" el argumento de que Macron tuvo durante la campaña para la primera vuelta "el apoyo del Estado.

Es la continuidad de los gobiernos que se han sucedido, del Gobierno de Hollande", dijo. "Su programa es la desregulación total de la economía, la globalización salvaje", señaló Philippot, que reprochó al pretendiente socioliberal haber felicitado a la canciller alemana, Angela Merkel, por "haber acogido 1,5 millones de inmigrantes".

Lea también:

Europa saluda el resultado de Macron

Opinión: Francia se mantiene en Europa con esfuerzo

Críticas a su postura europeísta o "franco-escéptica"

Philippot también le criticó a Macron su postura europeísta, que definió como "franco-escéptica", y avanzó que en la nueva fase de la campaña pondrá en evidencia que "tenemos visiones completamente diferentes de Francia", y en particular de su inserción en la Unión Europea (UE). El vicepresidente del FN hizo hincapié en que "nunca ha habido tantos votos para candidatos extremadamente críticos con la Unión Europea".

Los lugartenientes de Le Pen se mostraron convencidos de que este tema va a pesar en la segunda vuelta. De ahí que Bay descalificara a su adversario haciendo valer que su programa "es ir más lejos en el proyecto europeo, en la desregulación, en el liberalismo". Mientras, Philippot trató de aludir a los electores que se han decantado en particular por el izquierdista Jean-Luc Mélenchon (19,62 % de los votos con el 97 % escrutado) y al soberanista de derechas Nicolas Dupont Aignan (4,73 %). 

Macron de fiesta en La Rotonde. Atención: No nos olvidemos del Fouquet's, señaló un internauta en Twitter (picture-alliance/jtimage/B. Juettner)

"Macron de fiesta en La Rotonde. Atención: No nos olvidemos del Fouquet's", señaló un internauta en Twitter.

Abierta la polémica, sin cantar victoria 

Por su parte, en el campo del aspirante socioliberal y favorito de las encuestas, su portavoz, Arnaud Leroy, señaló que "frente a la extrema derecha, tenemos una obligación ardiente de unirnos (...). No hay que hacer como si Le Pen ya estuviera derrotada". No obstante, la fiesta nocturna en una "brasserie" de París, con la que el candidato socioliberal ganador de la primera vuelta presidencial celebró su paso al balotaje del próximo 7 de mayo, le ha valido ya su primera polémica.

Aunque los precios en el restaurante "La Rotonde", donde Macron celebró los resultados, son más reducidos y la lista de invitados del ex ministro de Economía también fue menos amplia, las fotografías de Macron en actitud triunfal y rodeado de famosos no tardaron en ser comparadas con la velada del expresidente Nicolas Sarkozy en el lujoso restaurante "Fouquet's" tras su victoria del el 6 de mayo de 2007. 

"Macron de fiesta en La Rotonde. Atención: No nos olvidemos del Fouquet's", señaló un internauta en Twitter. Para Sarkozy, su celebración en ese restaurante cimentó su criticada imagen de nuevo rico, aficionado al lujo y a la exposición pública de su vida privada. Pero los reproches a Macron se extendieron además al hecho de estar de fiesta tras unos comicios en los que la extrema derecha, representada por Marine Le Pen, se ha asegurado el paso a la segunda vuelta.

"No han entendido nada. (...) No creo que en el 'Fouquet's' hubiera muchas secretarias, agentes de seguridad. Ese entorno parisino no me tiene que dar ninguna lección", se defendió el aspirante, que encabezó el escrutinio con el 23,86 % de los votos, 2,43 puntos porcentuales más que Le Pen.

Lea también:

Francia: Macron y Le Pen se enfrentarán en segunda vuelta

++ Elecciones en Francia: en directo ++

En las calles, heridos y detenidos anticapitalistas

En las calles, mientras tanto, seis personas resultaron heridas, de ellas tres agentes de las fuerzas del orden, en las protestas organizadas en París contra el resultado de esta primera vuelta electoral, que se saldaron igualmente con 29 detenidos, informó la Prefectura de Policía. En total fueron arrestados temporalmente hasta 143 personas, añadió.

Las plazas de Bastilla y de la República fueron las que congregaron a los manifestantes contra el paso a segunda vuelta del ex ministro de Economía y la líder del Frente Nacional. El llamamientofue impulsado por movimientos antifascistas y anticapitalistas. En otras ciudades como Lyon, Burdeos, Grenoble o Toulouse también se convocaron manifestaciones. En total, según los medios, hubo unas 40 en diferentes partes del país, igualmente con daños materiales y un número global de arrestos que no ha sido facilitado.

RML (efe, Twitter, dpa)

 

DW recomienda