Cameron declara la guerra al “colapso moral” | Europa | DW | 15.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cameron declara la guerra al “colapso moral”

El primer ministro británico quiere declarar la lucha al "colapso moral" de la sociedad tras los disturbios que dejaron cinco muertos, según aseguró en un discurso pronunciado en un centro de jóvenes de Oxfordshire.

David Cameron pronuncia un discurso en un centro juvenil.

David Cameron pronuncia un discurso en un centro juvenil.

Según el premier británico, David Cameron, los actos de violencia fueron de "pura criminalidad". "No tienen nada que ver con el racismo", destacó, asegurando también que "estos disturbios no tienen nada que ver con las medidas de ahorro del gobierno". El gobernante sostiene que el vandalismo no estalló debido a la pobreza en la que viven determinados sectores sociales, sino por la "pura indiferencia hacia lo correcto y lo incorrecto". Quienes participaron en esos actos tienen "normas morales distorsionadas" y, subrayó, hay que actuar en contra de ello con resolución.

Ausschreitungen in Großbritannien Rede von Premier Cameron

El combate a la delincuencia será ''prioridad nacional'', anunció Vameron.

“Sociedad fracturada”

Cameron estudiará en las próximas semanas con sus ministros la situación de determinados sectores sociales para "reparar la sociedad fracturada".

Según dijo, se dará "prioridad nacional" a la lucha contra la criminalidad y se pondrá especial atención en la evaluación de la situación en las escuelas, en el sistema de ayuda social y se analizará si se presta suficiente ayuda a quienes padecen adicciones de drogas.

Críticas de la oposición

Distinta es la interpretación de los hechos del líder de la oposición, el laborista Ed Miliband, que acusó a Cameron de reaccionar por efecto reflejo a la violencia en lugar de analizar los motivos con mayor profundidad. Miliband exige una investigación más amplia y sostiene que la marginalización social y la pobreza sí juegan un papel importante en los incidentes registrados.

Miliband criticó a Cameron en duros términos. "El usual instinto político (anunciar nuevas legislaciones, nombrar un nuevo asesor, sacar a relucir algunos viejos prejuicios) no satisfará la demanda pública de respuestas reales y soluciones de profundo arraigo, duraderas", dijo el líder de los laboristas.

Modelo estadounidense

El primer ministro, en reunión con representantes de la policía.

El primer ministro, en reunión con representantes de la policía.

La brecha entre la esfera política y la policial ya se había abierto este fin de semana, cuando Cameron exigió que se adoptara una "tolerancia cero" hacia los vándalos siguiendo el modelo estadounidense.

La postura fue criticada tanto por oficiales de alto rango de la policía como por políticos de la coalición. La convocatoria del ex policía estadounidense Bill Bratton como asesor fue el principal centro de las disputas locales.

Cameron destacó este lunes que los recortes previstos para el área policial se mantendrán porque afectan el área burocrática. La cantidad de efectivos que se encuentran en las calles continúa siendo suficiente, recalcó. En los disturbios de la semana pasada, que dejaron cinco muertos y daños multimillonarios, la policía detuvo a más de 2.700 personas. Actualmente se llevan adelante procesos en contra de cientos de detenidos. (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda