1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Chile

Cambios en el tablero político chileno

Sebastián Piñera consolidó su aspiración de regresar a la presidencia de Chile, mientras a la alianza gobernante se le abre un nuevo flanco por la izquierda, el Frente Amplio, que espera ofrecer una alternativa.

Beatriz Sanchez Chile (Getty Images/M.Bernetti)

Beatriz Sánchez, candidata presidencial del Frente Amplio

Las primarias celebradas este domingo (2 de julio) en Chile no alcanzan a ser un barómetro fiable para las elecciones presidenciales de noviembre. En ellas participaron solo cerca de 1,8 millones de personas, de un padrón electoral de 13,5 millones.  Y, un factor aún más relevante desdibuja esta radiografía del momento político chileno: la alianza gobernante, la Nueva Mayoría, no celebró primarias para elegir a su candidato presidencial, básicamente por no haber logrado acuerdo al respecto con uno de sus socios históricos, la Democracia Cristiana, que ha optado por presentar una candidatura propia.

No obstante, la jornada da pie para echar una mirada al tablero político del país, donde hay ahora nuevas fichas en juego. El Frente Amplio, una alianza surgida del movimiento estudiantil y otras organizaciones sociales, ungió a su abanderada para la campaña presidencial, la periodista Beatriz Sánchez, que se impuso cómodamente a su rival interno. La candidata anunció el término del sistema de dos bloques, imperante en Chile desde el retorno a la democracia.

El reto de movilizar al electorado

En eso le da razón Michael Álvarez, portavoz de la Fundación Heinrich Böll (cercana a Los Verdes), en Berlín. "Creo que la razón de este cambio viene de unos años atrás, del descontento que fue generalizado desde el 2011, cuando se iniciaron las protestas en las calles, reflejado en la protesta estudiantil y en la gran abstención en las últimas elecciones”, indica. A su juicio, "el mero hecho de que exista una nueva opción política en Chile, como el Frente Amplio, con una propuesta bastante progresista y crítica hacia lo que es el sistema político actual en Chile, crea un mayor incentivo de ir a las urnas.  Pero eso se va decidir en los próximos meses, hay que ver si es capaz de movilizar políticamente a la sociedad”.

Hasta el momento, sin embargo, el nuevo conglomerado no consiguió movilizar a tanta gente como hubiera esperado. Unas 320.000 personas acudieron a definir a su candidato, mientras en las primarias del bloque conservador Chile Vamos, lo hicieron cerca de 1.200.000. "A lo mejor el Frente Amplio no es una opción para la gente que está cansada, o a lo mejor no hay tanta gente cansada, porque a la derecha le fue mucho mejor”, apunta Patricio Navia, politólogo, profesor la Universidad de Nueva York y de la Universidad Diego Portales. Su lectura de las primarias: "De cada 100 que salieron a votar, 80 votaron por la derecha, y solo 20 por el Frente Amplio”. 

Piñera parte con ventaja

El respaldo que obtuvo Sebastián Piñera, de más de un 58 por ciento de los votos en su sector, alienta su candidatura, que ya iba en alza en junio, según una encuesta de Adimark.  "El expresidente Piñera parte con una ventaja en la campaña presidencial, pero eso no garantiza que vaya a ganar la elección”, indica Patricio Navia, quien atribuye el respaldo de que goza, en primer lugar, a que "la gente valora la experiencia y valora que durante su gobierno la economía haya andado relativamente bien”.

Sebastián Piñera encabeza de momento las encuestas.

Sebastián Piñera encabeza de momento las encuestas.

También Michael Álvarez atribuye posibilidades a la candidatura de Piñera. "Hay un elemento de estabilidad en el sector que representa Piñera con este resultado de las primarias, que yo creo que lo convierte en una opción real”. 

El analista de la Fundación Heinrich Böll considera, en todo caso, que  el elemento clave en el panorama político chileno actual es la reforma que puso fin al sistema binominal. "Creo que ese cambio hacia un sistema que es más democrático, por cuanto más representativo, fue un paso importante en cuanto a abrir las puestas para que se pudiera establecer nuevas coaliciones con una posibilidad real de llegar a ocupar escaños”, indica Michael Álvarez.

Patricio Navia apunta, por su parte, que esta reforma permite que los partidos puedan presentar listas individuales y lograr ciertos escaños, "lo cual es una de las razones por las que la Democracia Cristiana está pensando ir con una lista aparte”. "Lo que estamos viendo es una fragmentación de la votación de izquierda entre varios candidatos en la elección de noviembre”, dice el politólogo chileno, quien ve un resultado abierto en la lucha por el segundo lugar en la primera vuelta. En la segunda, a su juicio, todos volverían a unirse contra Piñera.

DW recomienda