1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Cambiando el clima en Bonn

Miles de delgados de 190 países se reúnen del 1 al 12 de junio en Bonn en la segunda de cinco rondas de negociación para un nuevo tratado internacional sobre el clima, a acordarse en diciembre próximo en Copenhague.

default

Activistas de Greenpeace presentes en Bonn este 1 de junio.

Los esfuerzos para la elaboración de una nueva convención sobre el cambio climático, a suceder al Protocolo de Kyoto que expira en el 2012, entran en la fase caliente. La conferencia de 12 días en Bonn es la segunda, de un total de cinco, y en ella se quiere dar forma al texto con el que se pretende enfrentar las amenazas del cambio climático. Actualmente no reina consenso, las posturas son un compendio de opiniones y opciones que demuestran la gran división que existe en las propuestas para combatir el calentamiento global.

Al encuentro en Bonn asisten cerca de 3.000 participantes entre delegados de 190 países, 230 organizaciones no gubernamentales, representantes de la industria y el sector empresarial, así como organizaciones ambientales e institutos de investigación.

La primera jornada comenzó con la presentación de un documento de 68 pliegos, un primer borrador del nuevo tratado sobre el clima de las Naciones Unidas, base para los próximos seis meses de discusiones. En este texto se recogen todas las ideas para la reducción de los gases que producen el efecto invernadero, propuestas de financiación, implementación de tecnologías ecológicas, protección de bosques que puedan ser usados como almacenes de CO2. Entre las propuestas, contiene la sugerencia de que los países ricos dediquen hasta un dos por ciento de su Producto Interior Bruto al apoyo de los más pobres para hacer frente al calentamiento global y también propuestas de los países ricos sobre cómo los pobres pueden ralentizar sus crecientes emisiones de gases contaminantes.

Situación dramática

Weltall Erde Klima Planet Raumfahrt Klimaschutz Apollo 8 Mission Blauer Planet Ozon Ozonloch Treibhausgas

Al filo del barranco.

El jefe del Instituto de Investigación Climática de Potsdam (PIK), Hans Joachim Schellnhuber, exhortó en el marco del evento a que el acuerdo que se pacte en Copenhague a fines de año refleje la dramática situación a la que se enfrenta la humanidad. Los científicos concuerdan en que el combate del calentamiento global es un reto para la civilización. Schellnhuber indicó que, si no se logra reducir a partir del 2015 las emisiones de gases de efecto invernadero, será difícil ganar la lucha.

También el Foro Humanitario Global, presidido por el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, indica que el calentamiento del planeta es el "mayor desafío emergente de nuestra época". Previo al encuentro en Bonn, el Foro publicó en Londres un estudio que señala que la "crisis silenciosa por el cambio climático" está causando más de 300.000 muertes al año en todo el mundo, una cifra que en 2030 podría ascender a medio millón de personas y que se manifestará a través de la desnutrición y la aparición de diversas enfermedades o por medio de desastres naturales relacionados con el incremento del nivel de los mares.

Europeos decepcionados

Greenpeace-Jugendliche demonstrieren in Bonn für den Klimaschutz

Manifestantes protestan en Bonn contra la lentitud en la toma de decisiones.

La reunión en Bonn comenzó con una marcha de protesta en la que participaron cerca de 3.500 personas que criticaban la falta de avances sustanciales. Los manifestantes instaron a los delegados a tomar decisiones de fondo, pero las probabilidades de acuerdos en estos doce días son escasas. Las organizaciones ecologistas responsabilizan a las naciones industrializadas de la falta de avances. La manzana de discordia son las nuevas metas para la reducción de emisiones de CO2, tanto en los países industrializados como en los en vías de desarrollo.

El borrador para el Protocolo de Copenhague contempla que las Estados ricos reduzcan hasta el 2020 entre un 25 y un 40 por ciento sus emisiones de CO2, en comparación con los niveles de 1990. La Unión Europea está dispuesta a pactar una reducción del 30 por ciento si otros países están la secundan, pero Washington ha indicado de antemano que las emisiones domésticas convierten a tal objetivo en uno fuera de su alcance.

Hohes Verkehrsaufkommen auf einem Highway in Atlanta, Georgia Smog Abgase Klima Klimaschutz Ozonloch Treibhausgas

Urgente reducir emisiones de CO2.

Previo a la cita en Bonn, Todd Stern, enviado especial de Estados Unidos para el cambio climático, informó que las naciones industrializadas probablemente no estén en condiciones de alcanzar como grupo los recortes de emisiones previstos hasta el 2020, lo que dificulta que hagan lo propio países en vías de desarrollo como China, India y otros, que argumentan que las naciones ricas se han beneficiado del uso de combustibles fósiles desde la revolución industrial y, por lo tanto, cuentan con una ventaja temporal que les permite demostrar hoy mayor conciencia ecológica.

Obama verde claro

Sigmar Gabriel auf der Berliner Klimakonferenz

Sigmar Gabriel demanda mayor esfuerzo de EE.UU.

El papel de Estados Unidos resulta pues primordial. Pero aún cuando el presidente Barack Obama declaró la lucha contra el calentamiento global como prioritaria y recientemente puso en marcha una iniciativa dirigida a reducir las emisiones que generan los vehículos, el proyecto de ley elaborado para recortar los gases de efecto invernadero se queda muy por detrás de iniciativas comparables en Europa. Dicha ley sólo prevé recortes hasta el año 2020 de un 17 por ciento por debajo del nivel de 2005 .

Aunque el Gobierno de Obama se muestra dispuesto a mantener conversaciones sustanciales, el objetivo estadounidense de reducir las emisiones escasamente un cuatro por ciento por debajo del nivel de 1990 supone mantener todo prácticamente como hasta ahora.

El ministro de Medio Ambiente de Alemania, Sigmar Gabriel, indicó en una visita reciente a Washington que estas medidas son sencillamente insuficientes.

Autor: Claudia Herrera Pahl

Editor: Luna Bolivar

DW recomienda