1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Cómo continuará el drama griego?

La cumbre europea del próximo domingo será probablemente la última oportunidad para evitar el “grexit”. Pero, en el mejor de los casos, marcará solo el inicio de nuevas negociaciones.

Tras el pedido oficial griego de fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el gobierno de Atenas debe convencer a los acreedores europeos de que el país merece un tercer paquete de ayuda. Se le pidió para ello una lista de reformas, ajustes estructurales y proyectos de ley que deje en claro la forma en que Grecia podrá reactivar su economía en los próximos tres años. Dicha lista ha de ser examinada el viernes por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, se le ha encomendado a la Comisión Europea un análisis de cuánto dinero requiere realmente Grecia y de si la deuda estatal es sostenible. Ambos documentos han de ser presentados el sábado a los ministros de Hacienda del eurogrupo, que constituyen también la máxima instancia decisoria del MEDE. Si los ministros consideran que tiene sentido, presentarán un paquete el domingo a los jefes de Estado y de Gobierno. Este procedimiento, que normalmente toma varias semanas y que está regulado paso a paso en el tratado sobre el MEDE, se comprimió a tres días, debido a la dramática situación financiera griega.

Largo trecho por recorrer

Donald Tusk

Donald Tusk: "Última oportunidad"

La tensión es grande. Al fin y al cabo, el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, declaró que la cumbre del próximo domingo será la última oportunidad para mantener a Grecia en la eurozona. No obstante, los gobernantes no decidirán ese día sobre un nuevo paquete concreto de ayuda, ni sobre la entrega de dinero. Solo se trata de dar luz verde al pedido de Tsipras e iniciar negociaciones sobre los detalles.

Pero antes de que puedan comenzar tales negociaciones, el Parlamento alemán tendrá que entregar el mandato correspondiente al ministro de finanzas germano, razón por la cual el Bundestag tendría que efectuar la próxima semana una sesión extraordinaria. Las negociaciones propiamente tales durarían probablemente algunos días o semanas. De acuerdo con el FMI, el monto de la ayuda en cuestión se elevaría finalmente a por lo menos 50.000 millones de euros. El acuerdo tendría que ser aprobado entonces por el Parlamento griego y por los otros 18 países de la eurozona. Solo entonces podría fluir el dinero a Grecia.

Puente financiero

Christine Lagarde, directora del FMI.

Christine Lagarde, directora del FMI.

Se plantea entonces la pregunta de qué ocurrirá entretanto con Grecia, donde los bancos están cerrados, se han impuesto controles al tráfico de capitales y la economía se encuentra al borde del colapso. En Bruselas, todos tienen claro que el gobierno griego requerirá una especie de financiamiento puente. Este tendría que ser resuelto el domingo en la cumbre.

En su solicitud al MEDE, el gobierno griego no reiteró su demanda de condonación de deudas. Sin embargo, espera que se discuta sobre el tema. Varios países de la eurozona rechazan categóricamente una condonación clásica. El FMI, en cambio, considera desde hace tiempo que Grecia no podrá pagar lentamente la deuda acumulada de 320.000 millones de euros como estaba estipulado en los acuerdos del primer y segundo paquete de ayuda.

Si el domingo no se logra un acuerdo con Grecia para iniciar negociaciones sobre un tercer paquete de rescate, probablemente ya no habrá forma de evitar el “grexit”.

DW recomienda