1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Bundeswehr: ¿Atractivo para ultraderechistas?

Las capturas de Franco A. y otro oficial del Ejército alemán despiertan las dudas de si el Bundeswehr atrae, especialmente, a extremistas. ¿Cuál es su responsabilidad, cuáles las consecuencias y el impacto?

Brigada francoalemana 292 de Donaueschingen

Brigada francoalemana 292 de Donaueschingen

El escándalo del "Bundeswehr” ha sacado a relucir manchas neonazis del Ejército alemán. La interrogante sobre qué tan atractivo sea para ultraderechistas es justificada. "El Bundeswehr tiene, básicamente, mucho de lo que la extrema derecha espera" dice a DW el capitán Florian Kling: "Armas, equipos, guerra, un tono áspero y jerarquía". La gente con una tendencia hacia la extrema derecha se siente atraída por estas cosas. Kling es vocero de "Señal de Darmstadt”, un grupo de soldados críticos.

 

Más información: 

Ministra de Defensa alemana anuncia cambios en el Ejército

Alemania ampliará sus tropas tras 25 años de desarme

 

El Bundeswehr, ¿un espejo de la sociedad?

"Hoy es difícil reconocer quién tiene ideas radicales en el Ejército, porque las oculta”, dice Kling, y recalca que "el Bundeswehr no es un refugio para extremistas de derecha, ni un nido del terrorismo”. La mayoría de los efectivos son fuertes convencidos de los valores democráticos. Aun así, parece que hay condiciones que favorecen en los cuarteles las ideas de extrema derecha.

Para Michael Wolffsohn, historiador y exprofesor de la Universidad del Bundeswehr, el problema radica en la abolición del servicio militar obligatorio, porque "la heterogeneidad de la sociedad alemana ya no se refleja en las filas del Ejército”. Esa apertura, según declaró Wolffsohn en la radio alemana Deutschlandfunk, "ha permitido que personas afines al militarismo, la violencia y el extremismo tengan más fácil acceso a las filas del Ejército”.

Uniformados y armados

Marco Seliger, director de"Leal", una revista de la Asociación de Reservistas, cree, por el contrario, que desde hace algún tiempo las tendencias de extrema derecha, izquierda e islamista se han fortalecido en la sociedad alemana, y eso se refleja en el Ejército.

"Lo grave está en que aquí se trata de soldados que portan el uniforme de Alemania, tienen acceso a armas y han aprendido a disparar", señala Seliger.

Un artículo de las leyes alemanas de 1982 permite la exposición de objetos de la dictadura nazi dentro de un contexto histórico, pero no habla nunca de minimizar sus daños y menos negarlos. Ahora, la ministra germana de Defensa, Ursula von der Leyen, se ha dado cuenta que dicho decreto se ha prestado para abusos y anunció su revisión. El Ejército alemán será así, por lo menos, un poco menos atractivo para ultraderechistas.

Vera Kern (JOV / DZC)

DW recomienda