1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

’’Buenos vs. malos’’

Los comentaristas analizan hoy el posible envío de unidades de combate alemanas a Afganistán.

default

Un soldado de la Bundeswehr en Afganistán.

Una idea equivocada

RHEINISCHE POST, Düsseldorf: "¿No era que los norteamericanos disparan, en el marco de ’mala’ operación Enduring Freedom, sobre talibanes y civiles, mientras que los soldados alemanes, en el marco de la ’buena’ operación ISAF, acompañan pacíficamente la reconstrucción de Afganistán? Esa idea es tan cómoda como equivocada. Pues naturalmente también ISAF debe disparar si talibanes se infiltran en el país, aterrorizan ciudades y atacan cuarteles. Los noruegos llevaron a cabo el último otoño con su Grupo de Acción Rápida una operación contra los talibanes en el noroeste de Afganistán. Ya esa operación estuvo bajo comando superior alemán. Y Alemania aportó enfermeros y misiones de reconocimiento. Próximamente participarán soldados alemanes también en combates.”

Donde se dispara, hay muertos

FINANCIAL TIMES DEUTSCHLAND, Hamburgo: "Donde se dispara existe el riesgo de que haya muertos. El Gobierno debería preparar a la población alemana para esa eventualidad. Ello no sólo por respeto a los soldados, que se quejan, con razón, de falta de apoyo político. La presencia alemana en Afganistán sigue siendo lo correcto, también cuando se dice abiertamente que se trata de una misión de combate.”

Llenar un vacío

KÖLNER STADT-ANZEIGER, Colonia: "La cuestión es: ¿enviarán las FF. AA. de Alemania soldados a combatir también al sur de Afganistán? La respuesta es: probablemente sí. En la primavera de 2009 abandonarán el sur de Afganistán primero los canadienses y luego los holandeses. La OTAN deberá llenar ese vacío. Con algo de suerte, el Gobierno alemán podrá escabullir el cuerpo por un par de semanas, en el entorno de las elecciones presidenciales norteamericanas. Pero a largo plazo no le será posible.”

Un dilema

SÜDKURIER, Constanza: "La realidad es que los acontecimientos en Afganistán van por el lado equivocado. Alemania se compromete cada vez más en una guerra cuyo final nadie puede predecir. ¿Es mejor retirar entonces a los soldados, como lo exige el partido de izquierda Die Linke? Tan fácil no es la cosa en Afganistán. Quien estaciona soldados allí, sin duda se ve confrontado con grandes problemas. Quien los retira, arriesga que se generen problemas mayores aún, ya que le deja el terreno libre al islamismo militante, que espera sólo que el enemigo capitule. Un dilema.”

DW recomienda