1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Gastronomía

Buñuelos de miel y manzana

En invierno, los buñuelos nunca faltan en la cocina alemana, especialmente en la época previa al carnaval y durante los días más locos del año. Aquí va un adelanto.

default

Con manzanas se pueden crear nuevas recetas.

Ingredientes para 10 buñuelos

Masa:

150 g de manzana

250 ml de agua

75 g de margarina o mantequilla

2 cucharadas de miel

1 pizca de sal

175 g de harina de trigo

20 g de fécula de maíz (maicena)

7 huevos medianos

1 cucharadita al ras de polvo de hornear

30 g de pasas de uvas

Grasa o aceite para freír, cantidad necesaria.

Azúcar impalpable a gusto.

Preparación

Colocar la grasa o el aceite en una olla o en una freidora a 180ºC (si la cocina es a gas, a temperatura mediana a fuerte), hasta que comiencen a formarse burbujas. Pelar las manzanas, cortarlas en pequeños dados y cocinarlas en una olla tapada a fuego lento durante 5 minutos.

Masa:

Calentar el agua con la margarina o mantequilla, la miel y la sal en una olla pequeña hasta que hierva la mezcla. Retirar la olla de la hornalla. Mezclar la maicena con la harina y agregar a la mezcla caliente. Batir todo hasta que se forme una masa homogénea. Luego, calentar mientras se revuelve permanentemente durante un minuto.

Pasar la masa a un recipiente para amasar. En dicho recipiente, agregar los 6 huevos a la masa uno por uno, batiendo cada uno con la batidora a máxima velocidad. Batir el último huevo en un recipiente aparte, y colocar debajo de la masa una cantidad suficiente como para que la masa adquiera brillo. La masa está en su punto justo cuando queda colgando de la punta de una cuchara. Después de esto, se agrega el polvo de hornear mezclándolo con la masa, que ya se enfrió.

Mezclar las manzanas, si se desea, con las pasas de uva y agregarlas a la masa. Con dos cucharas de té formar un buñuelo pequeño y colocarlos en la grasa o aceite caliente. Freírlos hasta que tomen un color dorado. Al sacarlos del aceite, colocarlos sobre un plato cubierto con papel para cocina, para que absorba la grasa. Dejarlos enfriar y espolvorearlos con azúcar impalpable.

Se pueden servir con puré de frambuesas.

DW recomienda

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema