1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bruselas considera ilegales las cuotas de refugiados de Austria

La medida es incompatible con la Convención Europea de Derechos Humanos, la Convención de Ginebra y el artículo 18 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, según el Comisario europeo de Migración.

El Comisario europeo de Migración, Dimitris Avrampoulos, calificó hoy (18.02.2016) de "ilegales" la cuota diaria y anual de solicitudes de asilo anunciada por el Gobierno de Austria, que sin embargo se mostró decidido a mantener la medida.

La ministra de Interior austriaca, Johanna Mikl-Leitner, anunció el miércoles que su país limitaría a 80 la entrada diaria de refugiados que busquen asilo en Austria y a 3.200 la de refugiados que quieran continuar hacia otros países europeos. En enero, Viena anunció un límite anual de 37.500 solicitudes de asilo para este año, por debajo de las 90.000 de 2015.

Avrampoulos insta a Austria a revisar la media. Según Avramopoulos, esta es incompatible con la Convención Europea de Derechos Humanos, con la Convención de Ginebra y con el artículo 18 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

"Austria tiene una obligación legal de aceptar toda solicitud de asilo que se haga en su territorio o en su frontera", advirte el comisario de Migración.

“Mantenemos nuestra postura”

A su llegada al Consejo Europeo en Bruselas, el canciller federal de Austria, Werner Faymann, declaró que los juristas responderán a la carta que escribió a Viena el comisario europeo de Inmigración e Interior, Dimitris Avramópulos, para transmitir al Gobierno que sus medidas violan el derecho comunitario, según la agencia austríaca de noticias APA.

"Políticamente digo que mantenemos nuestra postura”, señaló Faymann, quien agregó que es "impensable que Austria (...) acoja a los demandantes de asilo de toda Europa".

Además, el Ejecutivo austríaco impondrá en las próximas semanas nuevas medidas de seguridad y vigilancia en una docena de puntos fronterizos con Italia, Eslovenia y Hungría.

De esta forma, Viena pretende frenar y controlar la entrada de refugiados e inmigrantes de Oriente Medio, Asia y África, que siguen llegando por miles todos los días desde el verano pasado.

"Es impensable y no está previsto" que Austria acoja a todos los refugiados, insistió Faymann.

“Somos un buen ejemplo del reparto de refugiados”

Según APA, la carta de Avramópulos destaca que "Austria tiene la obligación legal de aceptar cualquier petición de asilo que se presenta en su territorio o en su frontera".

"Previsto está, en virtud del sistema de Dublín, que las fronteras externas tienen la responsabilidad. Hemos dicho que comprendemos que hay que repartir (la carga) en la UE y hemos acogido el año pasado el 1 % en relación a la población, es decir 90.000 personas, y hemos dicho que vamos a acoger de nuevo a un 1,5 por ciento este año", recalcó el canciller austríaco.

"Por ende, somos un buen ejemplo del reparto de refugiados en Europa y no defendemos un punto de vista egoísta en el sentido de que no decimos que Grecia e Italia deben resolverlo, sino que entendemos el reparto", resaltó el canciller.

Johanna Mikl-Leitner Innenministerin und Verteidigungsminister Hans Peter Doskozil

La minsitra de Interior austriaca Mikl-Leitner

"Estas medidas no son contra Europa sino a favor de Europa”

La minsitra de Interior austriaca, Mikl-Leitner, defendió la medida anunciada por su Gobierno como forma de frenar los sentimientos anti-extranjeros en Europa.

"Tenemos que actuar ahora, si no los nacionalistas sacarán ventaja", advirtió Mikl-Leitner, en declaraciones a dpa. "Estas medidas no son contra Europa sino a favor de Europa", agregó la política del centroderechista Partido Popular Austriaco (ÖVP).

El Partido de la Libertad de Austria (FPÖ), de extrema derecha, lleva nueve meses liderando las encuestas de forma casi ininterrumpida, por delante de los conservadores y los socialdemócratas que forman la actual coalición de Gobierno.

FEW (dpa, EFE)



DW recomienda