1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Brote bacterial hace sonar la alarma en Alemania

Las muertes aumentaron a diez, nuevas pistas apuntan a prácticas agrícolas insalubres en España y el Gobierno alemán contempla otras estrategias para responder al brote de escherichia coli más grave de su historia.

default

El número de enfermos graves ha aumentado a 200.

Las autoridades sanitarias germanas anunciaron este domingo (29.5.2011) que son diez las muertes ocasionadas en Alemania por el síndrome urémico hemolítico (SUH), atribuido hasta ahora a una virulenta cepa de la bacteria escherichia coli propagada por pepinos contaminados provenientes de España. El número de enfermos de gravedad ha ascendido a 200 y el de personas infectadas, a alrededor de 1.000, con lo que este brote del microbio se convierte en uno de los más serios del mundo y en el más grave jamás registrado en territorio alemán.

Analizando los estragos del brote

EHEC Keime

El más grave brote de escherichia coli jamás registrado en territorio alemán.

Así lo hizo saber el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, son sus siglas en inglés) este sábado (28.5.2011), tras analizar la dimensión de los estragos causados por el SUH en Suecia, Dinamarca, Holanda, el Reino Unido y Austria; los casos de contagio registrados en esos países tienen como denominador común el hecho de que los pacientes viajaron recientemente a Alemania.

Para poder tratar el SUH, el enfermo debe ser hospitalizado. Y es que este síndrome afecta al flujo sanguíneo, al funcionamiento de los riñones y, en los cuadros clínicos agravados, también al del sistema nervioso central. De ahí que a los habitantes de Alemania se les haya recomendado abstenerse de comer pepinos, tomates y lechugas, y que muchos de estos productos hayan sido retirados de los supermercados y tiendas de víveres.

¿Prácticas insalubres en la agricultura española?

EHEC Keime

Dos empresas murcianas han sido señaladas de regar sus cultivos agrícolas con aguas residuales.

El ECDC sigue recibiendo información sobre nuevos contagios y ha advertido que la propagación de la bacteria no se ha detenido. Esto pone bajo presión al estamento sanitario porque, aunque la noción de las verduras contaminadas con escherichia coli constituye una variable importante, ningún experto sabe a ciencia cierta todavía si ese es el único factor que ha dado pie a este brote. Hasta que se disipen las dudas, muchos medios alemanes seguirán hurgando entre las legumbres que vienen del extranjero.

La edición más reciente del semanario germano Focus recoge la historia de una española que se enteró de su infección con la agresiva bacteria intestinal durante un viaje a Suiza y notificó a las autoridades sanitarias helvéticas sobre las prácticas insalubres de las que había sido testigo mientras trabajaba en plantaciones agrícolas de la provincia de Murcia. La mujer asegura que por lo menos dos empresas locales regaban los cultivos de tomates, pepinos y berenjenas con aguas residuales.

Madrid se defiende

Salatgurke

España teme a los efectos económicos que esta crisis sanitaria puede tener sobre su industria agrícola.

"En las épocas más secas, algunos agricultores recurren a sus propias reservas de agua y éstas pueden estar contaminadas", explicó a la revista el director del Instituto de Higiene y Medicina Medioambiental de Aquisgrán, Wolfgang Dott. El Instituto de Salud de Hamburgo identificó esta semana la peligrosa bacteria escherichia coli 0157:H7 en una partida de pepinos orgánicos provenientes de dos empresas hortofrutícolas españolas localizadas en Málaga y Almería.

Madrid ya se ha quejado formalmente ante la UE por la forma en que Alemania ha manejado la situación, temiendo que la asociación establecida por los científicos germanos entre los productos agrícolas españoles y la epidemia golpeen a la economía del país mediterráneo aún más de lo que está. Mientras tanto, representantes del Gobierno central alemán, de los Estados federados, de los ministerios pertinentes y del instituto epidemiológico Robert Koch se reunirán este lunes (30.5.2011) para responder a la crisis.

Autor: Evan Romero-Castillo / dpa / Reuters
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema