1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Brasil

Brasil: Policías en huelga comienzan a regresar a las calles

Los policías militarizados del estado de Espírito Santo responden gradualmente al llamado hecho por el ministro de Defensa. Los huelguistas habían permanecido acuartelados.

Los policías militarizados del suroriental estado brasileño de Espírito Santo, que completaban una semana de huelga, volvieron a retornar gradualmente a su trabajo en las calles, después de un llamado del ministro de Defensa, Raúl Jungmann, quien visitó este sábado la región.

La Secretaría de Seguridad Pública de Espírito Santo comunicó que varios agentes atendieron en la tarde de este sábado un llamado para concentrarse en la terminal de autobuses y reanudar las labores de patrullaje en Vitoria, la capital regional, y otros municipios afectados por la paralización de los policías militarizados.

No obstante, el órgano responsable por la seguridad pública regional evitó dar detalles sobre el número de efectivos que comenzaron a patrullar las calles y tampoco explicó si se trataba de efectivos que estaban ya por fuera de los cuarteles cuando se inició hace una semana la huelga.

Policías sin uniformes

El coronel Cássio Bassetti, director de Inteligencia de la Policía Militarizada, indicó al portal de noticias G1, de la red Globo, que unos sesenta efectivos se presentaron en la plazoleta de la terminal y la mitad de ellas fue encaminada para las calles, pues el contingente restante no tenía uniformes.

Jungmann, quien este sábado encabezó una comitiva del Gobierno federal que estuvo reunida con las autoridades regionales para hacer frente a la crisis de seguridad pública, situación que en una semana de huelga de los policías militarizados ha dejado 137 homicidios, hizo un llamado para que los agentes volvieran a las calles.

"Vengan a las calles", apeló Jungmann, quien advirtió que los policías militarizados que retornasen a las calles no tendrían represalias por parte de la institución, pero aclaró que los procesos instaurados en la Justicia por ciudadanos contra la huelga continuarían.

"Vengan a las calles"

El ministro prolongó hoy la permanencia de los 3.130 efectivos de las tropas del Ejército y de la Fuerza Nacional de Seguridad -un grupo élite de policías de todos los estados- en Espírito Santo "hasta que sea necesario" y se restablezca por completo el orden.

Durante la acción de las Fuerzas Armadas en las calles de Vitoria un joven de 17 años fue muerto en un barrio de la periferia durante un supuesto enfrentamiento con las tropas, una muerte que está siendo investigada por la Policía Civil de Espírito Santo.

La reunión se realizó horas después de que los agentes policiales decidieron permanecer acuartelados, a pesar del acuerdo anunciado la noche del viernes entre el Gobierno regional y representantes de las asociaciones de la Policía Militarizada, que reivindican mejores salarios, condiciones de trabajo y renovación de equipamientos.

El fin de la huelga estaba previsto para las 07.00 hora local (09.00 GMT), pero los policías militarizados no cumplieron con lo dispuesto y siguieron resguardados en los cuarteles hasta el final de la tarde cuando en un mínimo número algunos de ellos retomaron su trabajo.

Durante los últimos siete días, los familiares de los policías militarizados han acampado en la puertas de los cuarteles para impedir la salida de los agentes, quienes por tener estatus de soldados no pueden declararse en huelga y en caso de hacerlo se enfrentan a una pena de dos años de prisión.

EL(efe, Folha de Sao Paulo)

DW recomienda