1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Brasil incorpora a su flota un buque de asalto francés

La Marina brasileña incorporó este miércoles (06.04.2016) a su flota un buque de asalto anfibio “multipropósito”, fabricado en Francia, en un acto encabezado por la presidenta, Dilma Rousseff, y el ministro de Defensa, Aldo Rebelo. El buque, bautizado ahora “Bahía”, fue recibido en el puerto de Salvador, en el noreste del país, desde donde se dirigirá al puerto de Río de Janeiro para una serie de maniobras que servirán para entrenar a su tripulación.

El “Bahía” tiene 168 metros de eslora, 23,5 metros de manga, 5,2 metros de calado, un desplazamiento de 12.000 toneladas y alcanza una velocidad máxima de 21 nudos totalmente cargado. Su tripulación está compuesta por 200 marineros y tiene capacidad para transportar además a 450 soldados, siete helicópteros y una docena de lanchas de desembarque.

Tiene además un hospital con 49 camas, número que en situaciones de emergencia puede ser cuadruplicado, y que de acuerdo a la Marina de Brasil facilita su utilización en misiones humanitarias. La embarcación fue construida por la empresa gala DCNS, botada en los astilleros de esa firma en Brest en 1999 y operada por la Marina francesa, que la utilizó en diversas operaciones en África, Timor Oriental, el Líbano y Haití.

Precisamente Haití será el primer destino oficial bajo bandera brasileña del “Bahía”, que partirá hacía esa nación antillana en el segundo semestre para trasladar a parte del personal brasileño que participa en la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah).

El martes, Rousseff participó en una ceremonia similar, en la que conoció el KC-390, un nuevo avión de transporte militar de la empresa Embraer, que pretende competir con los viejos Hércules C-130 estadounidenses y los más modernos Antonov An-178 ucranianos. El avión, con una capacidad de carga de 26 toneladas, ha sido desarrollado por la empresa aeronáutica brasileña en sociedad con Argentina, Portugal y la República Checa, que han aportado diversas partes, como las puertas de los trenes de aterrizaje, secciones del fuselaje o los flaps, entre muchas otras piezas. (EFE)