1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil desplegará miles de militares por ola de violencia

El decreto del Ejecutivo prevé el actuar de más de diez mil efectivos castrenses que ocuparan la ciudad carioca hasta fin de año.

La seguridad de Río de Janeiro, estado brasileño que enfrenta una inusitada y grave ola de violencia, será reforzada hasta fines de 2018 con la movilización de 10.240 militares y policías, según un decreto suscrito hoy (28.07.2017) por el presidente de Brasil, Michel Temer.

Río está siendo el centro de una creciente ola de violencia, sobre todo tras el final de los Juegos Olímpicos celebrados en agosto de 2016. Prácticamente todas las semanas se reportan asaltos y tiroteos no sólo en los zonas más pobres de la ciudad, las favelas, sino también en barrios más acomodados. En lo que va de este año, la ciudad carioca reportó la muerte de más de 90 policías en enfrentamientos y ataques.

Lea también:

Ejército refuerza seguridad en los Juegos Olímpicos

Entre ruinas y basura: la decepción de Río

Decenas de heridos tras protestas en Río de Janeiro

De esta manera, las Fuerzas Armadas serán usadas en operaciones puntuales para combatir el crimen organizado, pero también reforzarán, cuando sea necesario, la tarea de vigilancia que realizan los policías adscritos al Gobierno regional de Río de Janeiro, explicó el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, al comunicar la decisión del Ejecutivo que se hizo efectiva por medio de la promulgación de un decreto que se aplica desde hoy mismo hasta el 31 de diciembre de 2017.

"Los militares no participarán en ocupaciones de favelas, como en anteriores ocasiones. Serán usados como último recurso siempre y cuando sea necesario. Pero no descartamos que también ayuden a patrullar las calles", dijo el ministro, que también explicó que por problemas burocráticos el decreto tan sólo prevé la movilización de las tropas hasta fin de este año, pero que la intención del Gobierno es reforzar la seguridad de Río hasta diciembre de 2018.

La operación prevé una movilización total de 8.500 miembros de las Fuerzas Armadas, 620 de la Fuerza Nacional de Seguridad y 380 de la Policía Federal de Carreteras. Otros 740 agentes de la Policía Federal de Carreteras se sumarán a las operaciones, pero en las fronteras del país, con la misión de combatir la entrada de drogas y armas enviadas de contrabando a los grupos criminales que actúan en Río de Janeiro.

MN (efe,dpa)

DW recomienda