1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: aumenta la presión contra Dilma Rousseff

La votación de la comisión evidenció que la oposición todavía no cuenta con los votos necesarios en el pleno de la Cámara para lograr el impeachment. Aún así, el resultado hará que aumente la presión sobre el Gobierno.

Tras casi diez horas de discusión, la votación de la comisión especial encargada de analizar el pedido de impeachment a la presidenta Dilma Rousseff terminó el lunes (12.04.2016) con la ya prevista derrota para el Gobierno.

El resultado, sin embargo, no fue una victoria aplastante de la oposición, como temían desde Planalto, la sede del Ejecutivo, en Brasilia-.

Los diputados favorables a la salida de Dilma consiguieron solo 5 votos más de los necesarios, logrando un 58 por ciento del total. El resultado final mostró que la mayor parte de los parlamentarios que se mostraron indecisos en los últimos días acabaron votando, en el último momento, a favor del Gobierno.

Si se usa esta votación como termómetro, el resultado apunta a que la oposición no cuenta aún con los votos necesarios en la Cámara para garantizar la continuidad del juicio político. Para enviar el proceso al Senado es necesario lograr el 66,7 por ciento de los votos de los 513 diputados. En el exitoso impeachment contra el expresidente Fernando Collor en 1992, la oposición logró reunir el 68 por ciento de los votos de la comisión.

Aún así, el resultado debería ayudar a que aumente la presión sobre el Gobierno en los próximos días teniendo en cuenta la proximidad de la votación, prevista para el domingo. Además, otros factores muestran la dura batalla que le espera a Rousseff en los días venideros.

La votación demostró que la estrategia de Planalto de intentar lograr el apoyo de partidos medianos como el Partido Progresista (PP) a cambio de cargos en el Gobierno no se tradujo en votos dentro de la comisión. De los cinco diputados del partido, tres votaron en contra del Gobierno. Lo mismo ocurrió en el caso del Partido Social Democrático (PSD): dos de sus tres diputados apostaron por la continuidad del proceso.

Ver el video 01:50

Aprueban juicio de destitución de Rousseff

El caso se repitió en el Partido da República (PR). En cuanto sus diputados depositaron su voto en la comisión el lunes por la noche, el partido se apresuró a decir que lo ocurrido no debía repetirse en la sesión plenaria. Horas antes de la votación, el líder del partido en la Cámara de Diputados, Maurício Quintella, dejó el cargo por desavenencias con la directiva, que había llegado a un acuerdo con Dilma. Quintella declaró que por lo menos 25 de los 40 diputados del PR deberían dejar de obedecer a los caciques del partido y votar en contra del Gobierno el próximo domingo.

Como era previsible, el Gobierno y la oposición interpretaron los resultados de manera bien diferente. En un discurso ofrecido poco después de la votación, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que “esto (en referencia a la derrota en la votación de la comisión especial) no quiere decir nada”. Otros miembros del Partido de los Trabajadores (PT) destacaron que la proporción de votos en la comisión muestra que la oposición no logrará los dos tercios necesarios para derrotar a Dilma en el Parlamento.

En el campo contrario, el exministro Geddel Vieira Lima afirmó que el resultado demuestra que los líderes de los partidos que pactaron con el Gobierno fracasaron a la hora de mantener a los rebeldes en sus bancadas, lo que significa que el impeachment debe continuar.



DW recomienda

Audios y videos sobre el tema