1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Bonn Challenge: salvar los bosques para sobrevivencia de todos

Alemania impulsa la lucha contra la pérdida de los bosques, garantes del clima y la vida. Países latinoamericanos han asumido el reto propuesto por "Bonn Challenge" de reforestar para mitigar el impacto climático.

Parque Nacional de Kellerwald-Edersee, Alemania.

Parque Nacional de Kellerwald-Edersee, Alemania.

“Los países de la UE reducirán, por lo menos, un 40% - frente a 1990 - las emisiones de gases de efecto invernadero, hasta 2030”, dijo la ministra alemana del Medio Ambiente, Barbara Hendricks, en la inauguración, este 20 de marzo de 2015 en Bonn, de la Conferencia Internacional Bonn Challenge, la principal plataforma mundial para la recuperación y reforestación de los bosques.

“Europa hace así, una importante contribución a la Conferencia sobre el Clima en París”, a finales de 2015, precisó Hendriks, quien espera que esto sea un aliciente para que las demás grandes economías del mundo “hagan ahora su aporte a la protección del clima”.

Alemania contribuye además, con la iniciativa Bonn Challenge a la conservación, recuperación y reforestación de los bosques. Cada minuto son talados en el mundo bosques del tamaño de dos canchas de fútbol, una pérdida de árboles que empeora en 1,015% el impacto global de las emisiones de CO2.

El Salvador, a punto de quedarse sin agua

Consecuencias que ya sufren países como “El Salvador, como primer país en Centro América que está a punto de llegar al estrés hídrico”, revela a DW, Lina Pohl, ministra del Medio Ambiente y Recursos Naturales, de ese país centroamericano.

Lina Pohl, ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador.

Lina Pohl, ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador.

“Ya hay regiones en El Salvador”, agrega Pohl, “en las que no se puede garantizar la suficiente agua para la actual generación de ciudadanos”. A este país centroamericano le quedan solo 2 millones de hectáreas de bosques que experimentan la presión urbanizadora. “Uno de los pocos bosques que tenemos es el bosque cafetero, que con la actual caída de los precios, se ve cada vez más amenazado por la tala”, explica la socióloga Lina Pohl, especializada en desarrollo sostenible. Dentro del marco de Bonn Challenge, El Salvador se ha propuesto reforestar un millón de hectáreas de bosques.

Guatemala por la “biosfera Maya”

La meta de Guatemala, por su parte, es la recuperación de 1,2 millones de hectáreas de bosques. “La participación de Guatemala en el Bonn Challenge es especialmente importante porque el Gobierno aprobó en 2014 la Estrategia de Restauración Forestal”, destaca en DW, Michelle Martínez Kelly, ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de este país, vecino y proveedor de fuentes hídricas de El Salvador.

Michelle Martínez Kelly, ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala.

Michelle Martínez Kelly, ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala.

Para Guatemala, la protección de los bosques es una cuestión de identidad nacional, toda vez que los “bosques de biosfera Maya” sufren la presión de quienes solo ven en ellos un producto comercial. Guatemala, como uno de los cuatro países de mayor riesgo por los cambios del clima, ya ha soportado calamidades nacionales, como la sequía que ha afectado a, por lo menos, 1.250.000 personas en los años anteriores.

El 31% de la superficie de la Tierra está cubierta por bosques, lo que equivale a unos 4 mil millones de hectáreas. Según el Informe Forestal de la FAO, de 2010, cada año se pierden 13 millones de hectáreas de bosques, un territorio del tamaño de Nicaragua. Justo en donde el megaproyecto de construcción de un canal interoceánico amenaza con arrasar grandes territorios de bosques, aguas dulces y asentamientos de campesinos.

Parques Nacionales: Colombia y Alemania

Juan Mayr Maldonado, embajador de Colombia en Alemania.

Juan Mayr Maldonado, embajador de Colombia en Alemania.

Justamente el trópico es una las regiones en donde el mundo está perdiendo cada vez más bosques. Países como Colombia se han convertido en promotores de la defensa del Medio Ambiente y el cumplimiento de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas. “En Colombia estamos ahora dedicados a la restauración de bosques y a impedir a que sean talados”, dice a DW el embajador de Colombia en Alemania, Juan Mayr Maldonado, un reconocido activista ambiental y defensor de las comunidades indígenas afectadas por la tala de bosques.

Mayr Maldonado destaca la cooperación colombo-alemana en uno de los proyectos bandera de Colombia: el sistema de parques nacionales. “El 12% del territorio nacional colombiano, 14 millones de hectáreas, está bajo la protección especial de la figura parques nacionales”, dice el embajador colombiano en Berlín quien describe que "el respaldo alemán para el mantenimiento de la infraestructura de los parques nacionales y la inclusión de las comunidades cercanas a los parques es vital".

La reforestación de bosques alemanes

La reforestación no es simplemente volver a sembrar árboles. En muchos casos, el medicamento es, literalmente, peor que el mal, porque, a pesar de que cada año se siembran 8 millones de hectáreas, en muchos casos se trata de eucaliptus que le exigen demasiada agua a los terrenos, agravando las sequías.

En Alemania, en los últimos 10 años, la superficie forestal aumentó en unas 50.000 hectáreas, según el Inventario Nacional Forestal. El bosque en Alemania mitiga el efecto de 52 millones de toneladas de CO2 al año. Así, a la mayor reforestación en Alemania se le agradece un 6% menos de emisiones.

DW recomienda