Bombardeos en Alepo tendrán pausa diaria de tres horas | El Mundo | DW | 10.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Bombardeos en Alepo tendrán pausa diaria de tres horas

La medida busca satisfacer la necesidad de los civiles que se encuentran en la zona que es escenario de una enorme ofensiva militar.

En medio de la lucha por Alepo, el Ejército ruso anunció hoy (10.08.2016) que se hará una pausa de tres horas en los bombardeos sobre esta ciudad siria durante los siguientes tres días, para así suministrar ayuda a los civiles. La medida regirá a partir de mañana jueves 11 de agosto y el alto al fuego se cumplirá entre las 10:00 de la mañana y las 13:00 horas (hora local)

“Desde mañana, se abrirán ventanas humanitarias para garantizar el pasaje seguro de convoys a Alepo. Todas las hostilidades militares, vuelos y ataques de artillería deberán detenerse durante ese período”, dijo el general ruso Sergei Rudskoi

Después de varias semanas de combates llegaron unos pocos vehículos con comida a Alepo, ciudad que está controlada por insurgentes, hasta ahora. El envío consistió principalmente en verduras. Sin embargo la cantidad de comida no es suficiente para abastecer a las entre 250 mil y 300 mil personas que están en la zona rebelde, al este de Alepo. Según las organizaciones humanitarias se cierne una catástrofe humanitaria en esa ciudad.

El jefe de asuntos humanitarios de la ONU, Stephen O'Brien, afirmó que la propuesta no alcanzará para entregar ayuda suficiente en Alepo. “¿Qué se puede conseguir en tres horas? ¿Es para satisfacer la necesidad, o sólo alcanzará para satisfacer una pequeña porción de la necesidad?”, preguntó. Se necesitan pausas de al menos 48 horas para dar tiempo a que los

envíos de ayuda sean cargados en camiones y lleguen a la ciudad, como así también para realizar evacuaciones, dijo O'Brien. La Unión Europea también ha pedido un alto el fuego de 48 horas para suministrar ayuda.

El Ejército del presidente sirio, Bashar Al-Assad, mantiene cercados en la parte este de la ciudad a hasta 300 mil civiles y otros varios miles de adversarios del régimen, que están armados. En una ofensiva militar que se inició a mediados de julio para lograr dominar Alepo.

MN (dpa, efe)

DW recomienda