1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bolivia: líderes cívicos suspenden huelga en Potosí

Se trata de una pausa momentánea, advirtieron. Paralización comenzó el 6 de julio y buscaba exigir inyección de recursos y grandes obras para la región.

Tras una reunión que convocó a todos quienes integran el Comité Cívico Potosinista (Comcipo), los líderes del movimiento de protesta que comenzó el pasado 6 de julio decidieron este domingo (02.08.2015) suspender la huelga y declarar persona non grata al vicepresidente del país, Álvaro García Linera, así como a los ministros del Gobierno, a los que acusan de no aportar soluciones al conflicto que afecta a la región.

Potosí, una de las zonas más pobres de Bolivia, paralizó para exigir inversiones en infraestructura, como la construcción de hospitales, carreteras, fábricas, entre otras, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus habitantes, repitiendo una huelga similar realizada en 2010. Todo eso se organizó en un pliego de 26 demandas que fueron debatidas durante varios días en La Paz. La delegación de la Comcipo retornó a Potosí sin haber obtenido acuerdos con los ministros negociadores.

Pese a ello, René Cruz, dirigente de Comcipo, dijo que los potosinos se sienten “victoriosos” porque lograron “la unidad de todo el departamento de Potosí” y consiguieron “desenmascarar al Gobierno de Evo Morales” que, según dijo, “no tiene propuestas objetivas” para la región. Las conversaciones se vieron siempre marcadas por la detención, durante las manifestaciones previas, de tres mineros y un periodista, cuya liberación era exigida por los líderes potosinos.

Protesta “política”

La pausa adoptada a partir de este sábado en la noche es momentánea, pues los potosinos seguirán en “emergencia” y constante vigilia”, según Cruz, quien advirtió que las protestas serán reactivadas “en el momento oportuno”. El presidente de la entidad cívica, Jhonny Llaly, informó que como las demandas no fueron resueltas por el gobierno de Evo Morales, ahora una asamblea definirá otras medidas de presión. Por lo pronto, se definió una marcha de protesta para el jueves 6 de agosto, cuando Bolivia recordará 190 años de su fundación.

La ministra boliviana de Transparencia, Lenny Valdivia, consideró que la protesta “fue política” porque impulsó un liderazgo opositor al de Morales. Además, cuestionó que la protesta haya provocado “pérdidas millonarias” a Potosí. Morales y sus ministros han descalificado varias veces a los dirigentes potosinos y pusieron en duda su legitimidad asegurando que la protesta sería alentada por la derecha boliviana, que busca promover un movimiento federalista. Incluso ha acusado a Chile de estar involucrado en el tema.

DZC (EFE, dpa)