1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bolivia: el escrutinio del referéndum constitucional será lento

El Tribunal Supremo Electoral prolongó por cuatro horas la votación en 15 recintos de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. La quema de papeletas y ánforas en colegios de esa ciudad alteró la normalidad de la jornada.

Evo Morales ya emitió su voto.

Evo Morales ya emitió su voto.

El escrutinio del referéndum de modificación parcial de la Constitución de Bolivia para permitir o no la cuarta reelección del presidente Evo Morales en los comicios de 2019 será lento. Las autoridades electorales aprobaron "la apertura excepcional de las mesas de sufragio, debiendo funcionar un mínimo de ocho horas (desde las 12:00 horas) de conformidad a lo dispuesto en el artículo 157 de la Ley del Régimen Electoral, con la finalidad de garantizar el voto de las ciudadanas y ciudadanos en el departamento de Santa Cruz".

La presidenta del Tribunal Electoral, Katia Uriona, por otra parte, ratificó que la quema de papeletas en dos centros electorales de Santa Cruz obligó a que el domingo 6 de marzo haya una nueva votación en 13 mesas del colegio Carmen Ortíz y 11 mesas del colegio 24 de Septiembre de la circunscripción electoral número 45.

Ver el video

Carolina Chimoy, desde La Paz, Bolivia

El vocal electoral José Luis Exeni inicialmente informó que la quema de papeletas por la falta de actas provocó la postergación del referéndum constitucional en las circunscripciones 44 y 45, en el barrio Las Hamacas, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Exeni precisó que los electores esperaron durante dos horas la llegada de las actas de escrutinio a los centros de votación, lo que provocó la protesta ciudadana que derivó en la quema de papeletas.

Incidentes

Uno de estos incidentes ocurrió en el barrio Las Hamacas de la ciudad de Santa Cruz (este) donde, ante los medios de comunicación, decenas de personas prendieron fuego a boletas de votación nuevas y a las ánforas. Los ciudadanos denunciaron que llegaron temprano al colegio Carmen Ortiz y constataron que no se contaba con el material electoral requerido, aunque poco después funcionarios entregaron solo una parte de las ánforas dejando pendientes unas actas.

Una de las manifestantes dijo al canal Red Uno que quemaron las papeletas y ánforas ante la sospecha de que la demora en la apertura de las mesas electorales se debía a "un fraude que se está haciendo desde el Gobierno", denuncia que fue descartada por el Ejecutivo. Las autoridades electorales autorizaron que en ese colegio y otros donde se presentaron retrasos se iniciara la votación al mediodía, tras atribuir los problemas a operaciones logísticas.

En otro colegio, un grupo de vecinos denunció haber encontrado papeletas marcadas por el sí a la reforma constitucional y acusó de la supuesta irregularidad a una notaria que se encontraba en el recinto y que tuvo que salir escoltada por la policía, aunque las autoridades no han aclarado si se encuentra detenida.

Votante en El Alto.

Votante en El Alto.

En una conferencia de prensa, el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, lamentó que en Santa Cruz se registraran problemas en 15 recintos electorales debido a que un camión que llevaba el material sufrió un desperfecto mecánico provocando los retrasos. Romero rechazó las denuncias de un posible fraude y afirmó que la quema de materiales en la escuela Ortiz fue acordada "de buena fe" entre jurados electorales y los delegados de partidos debido a que ya tenían firmas para la apertura de la votación, pero esta no llegó a iniciarse.

Relativa tranquilidad

Al margen de ese foco de tensión y otros confusos pero menores incidentes en la misma región de Santa Cruz, la jornada del referéndum transcurrió con tranquilidad en el resto del país. "En otros departamentos la votación fue pacífica y se procederá al escrutinio respectivo", agregó la presidenta del TSE, Katia Uriona. Sin embargo, la población manifestó su temor y suspicacia hacia posibles fraudes a través de las redes sociales, donde hoy abundaron las denuncias y fotografías de posibles irregularidades.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, calificó de tranquila la votación de este domingo. Sin embargo, reportó la detención de 318 personas por infringir disposiciones que prohíben el consumo de bebidas alcohólicas y el manejo de vehículos sin autorización del Tribunal Electoral.

Las misiones de observación electoral de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Organización de Estados Americanos (OEA) destacaron el clima pacífico que dominó la mitad de la jornada de la votación de forma general en Bolivia. Unos 6,5 millones de bolivianos fueron habilitados para el referéndum constitucional que decidirá la modificación del artículo 168 para permitir o no la cuarta reelección del presidente Evo Morales y la reelección de su vicepresidente Álvaro García Linera para el período 2020-2025.

RML (efe, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema