1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

BKA advierte de aumento de violencia racial en Alemania

La Oficina Federal de Investigación Criminal advierte de posible aumento de ataques de la ultra derecha a refugiados y políticos. Un análisis delata quién podría estar detrás de los ataques a los hogares de acogida.

La Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) advierte que tanto refugiados como el personal que los asiste pueden convertirse en blanco de crecientes ataques. Así se deduce de un informe confidencial publicado por el diario Süddeutsche Zeitung y las emisoras NDR y WDR, según el cual, en la mira de estos ataques racistas también podrían estar políticos y administradores de hogares de acogida, además de otras personas susceptibles de ser confundidas con refugiados.

Además, es de prever que la extrema derecha aumente la agitación contra la política de asilo, aclara la BKA. Sobre este tema, la otrora heterogénea corriente de ultras de derecha coincide en un consenso ideológico. Aparte de incendios, los atacantes recurren a piedras, bates de madera y ácido. La BKA advierte también que podrían aparecer nuevas formas de violencia, como bloqueos en vías de tren y autopistas para detener la llegada de refugiados.

Ataques en serie

La mayoría de estos ataques se dirige contra hogares de acogida ya habitados o en proceso de construcción. En los primeros tres trimestres del año hubo 461 ataques, calificados por las autoridades como de extrema derecha. Prácticamente el doble que el año pasado. Renania del Norte-Westfalia fue la región donde más se produjeron (121), seguida de Sajonia (57). Según las últimas cifras aportadas por el ministro del Interior, Thomas de Maiziére, hasta el 12 de octubre se perpetraron un total del 520 ataques a hogares de refugiados.

Hogar de refugiados incendiado en Flensburg.

Hogar de refugiados incendiado en Flensburg.

Entre los sospechosos investigados, 228 ya eran conocidos por la policía y a 14 de ellos se les atribuye la autoría de entre dos y tres delitos. 167 proceden de la vecindad y otros 38 viven a pocos kilómetros del lugar donde cometieron el delito. A un tercio de ellos se les podría catalogar como activistas de extrema derecha.

El ministro del Interior advirtió asimismo de una “peligrosa radicalización” de parte de la sociedad alemana. “Entre los organizadores de PEGIDA hay odio y agitación, y también hay peligrosos extremistas de derecha”, dijo de Maizière al diario Passauer Neuen Presse. De Maizière acusa también a la extrema derecha del aumento de la violencia contra refugiados y políticos, actos que calificó de vergonzosos. Para él, todavía no se puede hablar de terrorismo de extrema derecha, pero el peligro existe y habrá que estar alerta.

Los servicios secretos de Alemania advirtieron ya en septiembre sobre el peligro del terrorismo de extrema derecha. “No podemos descartar que se lleguen a formar grupos de extrema derecha dispuestos a atentar”, aclaraba a la revista Stern Hans-Georg Maaßen, director de la Oficina de Protección de la Constitución. El peligro de ataques aumenta y, al mismo tiempo, disminuye la barrera de la inhibición, destacó el experto responsabilizando sobre todo a formaciones políticas de extrema derecha.

DW recomienda