1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Berlusconi III

La victoria electoral de Silvio Berlusconi ocupa amplios espacios editoriales en la prensa europea, que se muestra más bien escéptica con respecto al futuro gobierno, pese a su clara mayoría.

default

Claro triunfo en ambas cámaras.

La Repubblica, de Roma: “Este fue un triunfo claro e indiscutible para Silvio Berlusconi. Los electores se inclinaron en masa hacia la derecha. La historia política de nuestro país discurre en un perfecto movimiento circular, con un continuo renacimiento de Berlusconi. (...) Pero ¿qué sucederá ahora? Berlusconi tiene una mayoría más que sólida. Los números de los que dispone deberían brindarle la posibilidad de gobernar durante todo el período legislativo. La pregunta es si efectivamente será este un período en que se legisle, como el que tanto necesita el país”.

Mal presagio

Tageszeitung, de Berlín: “Cuando Silvio Berlusconi llegó por segunda vez al poder en 2001, Europa estaba aún en shock. El hombre que ligó inescrupulosamente la política con sus intereses de negocios, que manipuló a la Justicia en su favor, que gobernó con los postfascistas – todo eso era suficientemente grave de por sí, pero también parecía ser un mal presagio para Europa. (...) Ahora que el empresario mediático de 71 años regresa al timón de Italia, el resto de Europa ya sólo reacciona encogiéndose de hombros. El fenómeno Berlusconi ya no se ve como una amenaza para Europa, sino como un símbolo de la decadencia de Italia. (...) No obstante, Berlusconi sigue siendo un mal presagio, para lo que puede ocurrir cuando la superficie medial reemplaza a la realidad, cuando las opiniones cuentan más que los hechos o, en suma, cuando una opinión pública política se rinde”.

La buena noticia

Le Figaro, de París: "El regreso del septuagenario Berlusconi, rejuvenecido gracias a operaciones de cirugía estética, es en realidad un signo de la parálisis del sistema político de Italia. No obstante, la claridad con que triunfó es una buena noticia. A diferencia de su antecesor, el dirigente de centro-izquierda Romano Prodi, Berlusconi cuenta con una mayoría tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. Eso le posibilitará gobernar sin obstáculos y, más allá de sus promesas electorales, emprender por fin las necesarias reformas.”

Estabilidad necesaria

Die Presse, de Viena: “Italia necesita ahora estabilidad y un gobierno capaz de actuar. Pero el complejo sistema electoral no facilita el gobernar. Una mayoría escasa en el Senado puede convertir rápidamente al primer ministro en una figura que tiene que mendigar la aprobación de sus proyectos de ley. Eso ya lo vivió en carne propia Romano Prodi, cuya vida fue convertida en un infierno por sus socios minoritarios.”