1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Berlín: familia de víctima del ataque critica frialdad de Alemania

Familiares de la víctima italiana del ataque terrorista del mercado navideño de Berlín dijeron que fueron descuidadas por las autoridades. El comisionado de víctimas dijo que los procedimientos están siendo revisados.

La familia de Fabrizia Di Lorenzo, una mujer de 31 años que murió en el atentado terrorista en un mercado navideño de Berlín mientras compraba regalos, dijo esta semana al periódico Corriere della Sera de Italia que las autoridades alemanas habían sido "insensibles e incompetentes " y que habían estado "ausentes y mal organizadas" durante las 72 horas posteriores al ataque.

La familia de Di Lorenzo dijo al periódico que había tardado tres días en recibir la confirmación de que su hija había estado entre las 12 víctimas del ataque en la plaza Breitscheidplatz de Berlín, llevado a cabo por el solicitante de asilo tunecino Anis Amri, a quien habían rechazado la solicitud.

Los deudos de Fabrizia creen que debería haber sido posible identificarla dentro de 24 horas, basándose en una foto proporcionada por su empleador, la empresa de logística alemana 4flow. No obstante, el procedimiento de la Policía federal requiere identificación por ADN y huellas dactilares en caso de una catástrofe.

Ataque en Berlín

La madre de Di Lorenzo, Giovanna, y su hermano, Gerardo, se dirigieron a Berlín la noche del 19 de diciembre, después de oír del ataque y tras haber tratado de llamar a Fabrizia a su teléfono celular. De acuerdo con el periódico italiano, un desconocido tomó el teléfono y le dijo a Gerardo en inglés que lo había encontrado en el mercado de Navidad y que lo estaba llevando a la Policía.

Deustchland | Anschlag mit LKW auf Weihnachtsmarkt in Berlin (picture-alliance/dpa/B. Pedersen)

Doce personas murieron en Berlín el 19 de diciembre después de que un camión fuera conducido a un concurrido mercado navideño

La familia Di Lorenzo dijo que fueron dejados en la oscuridad por las autoridades de Berlín "por tres días interminables, sin ayuda psicológica, durante los cuales casi nos volvimos locos de preocupación", antes de añadir que las familias de otras víctimas habían tenido experiencias similares. Siete de las 12 víctimas eran de Alemania, las otras de Israel, Ucrania, República Checa, y un camionero polaco que Amri habría matado después de secuestrar el vehículo. Alrededor de 55 personas más resultaron heridas.

La reputación de muchas autoridades e instituciones alemanas no ha salido bien del ataque: las agencias de inteligencia fueron criticadas por no haber rastreado a Amri antes del atentado, a pesar de que Amri ya había sido identificado como potencial amenaza. El hospital Charité de Berlín fue criticado por enviar las facturas, a las familias de las víctimas, de las autopsias de sus seres queridos a pocos días del ataque, mientras que el alcalde de Berlín, Michael Müller, fue criticado por esperar dos meses antes de enviar cartas de condolencia.

Errores y disculpas

Roland Weber, comisionado estatal de Berlín para las víctimas de crímenes violentos, reconoció que se habían cometido errores, pero dijo que desde entonces se habían presentado disculpas por parte de todos los involucrados y se habían adoptado medidas para corregir los procedimientos. También señaló que el presidente alemán, Joachim Gauck, se había reunido recientemente con todas las familias de las víctimas para escuchar sus preocupaciones.

"Sí, hubo algunos errores en los días subsiguientes, especialmente en cuanto comunicación se trata", dijo Weber a DW. "Nadie está negando eso y todo el mundo se arrepiente. Todo está siendo investigado. ¿Por qué la gente no obtuvo información?"

En particular, Weber dijo que la decisión de los forenses de informar solo a las familias una vez que estuvieran absolutamente seguros de que las víctimas estuvieran identificadas, debería haber sido mejor comunicada. "Por supuesto ahora en retrospectiva está claro que esto no estaba bien; algo así simplemente no debería suceder", dijo.

Berlin Virchow-Klinikum der Charite - Gauck besucht verletzte nach Anschlag (picture alliance/dpa/K. Nietfeld)

El Presidente Gauck se reunió con las familias de las víctimas para escuchar sus preocupaciones

Esto fue planteado en la reunión con Gauck, y el presidente cuestionó al ministro del Interior, Thomas de Maiziere, así como al Gobierno del estado de Berlín, quien prometió revisar los procedimientos oficiales.

Falta de claridad

Weber explicó que una de las fuentes del maltrato fue la falta de claridad inmediata sobre la responsabilidad. "En Alemania, el fiscal federal es responsable de investigar los ataques terroristas", dijo. Esto significó que mientras que la Policía del estado de Berlín estaba implicada en la operación inicial, la Policía federal asumió el control en las horas que siguieron.

Eso aparentemente creó una "brecha", dijo Weber, ya que la responsabilidad de informar a las víctimas fue entregada a las autoridades federales, quienes inicialmente necesitaban tiempo para "averiguar lo que estaba pasando". Las autoridades federales adoptaron entonces un enfoque muy oficioso, que exigía que se cumplieran ciertas normas internacionales sobre la identificación de víctimas antes de que se informara a las familias. "Burocráticamente, todo estaba correcto, pero el elemento humano cayó al borde del camino", dijo Weber.
 

DW recomienda