1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Beate Zschäpe se declara inocente

Niega haber participado en los crímenes de la banda neonazi NSU, con cuyos integrantes convivía, aunque pide perdón por no haberlos podido evitar. Es su primera declaración tras dos años y medio de juicio.

Ver el video 01:20

La declaración de inocencia de Beate Zschäpe siembra dudas

La presunta terrorista alemana Beate Zschäpe, acusada de diez asesinatos con el grupo neonazi 'Clandestinidad Nacionalsocialista' (NSU) entre 2000 y 2007, pidió hoy perdón a las víctimas tras negar haber colaborado ni en la planificación ni en la ejecución de los crímenes de la banda criminal. "Me siento moralmente responsable por no haber evitado diez asesinatos y dos atentados con bomba", dice en su declaración. "Pido sinceramente perdón a todos los familiares de las víctimas de los crímenes de Mundlos y Böhnhardt".

Zschäpe achacó toda la responsabilidad de los crímenes a sus compañeros de piso y presuntos cómplices Uwe Böhnhardt y Uwe Mundlos, que fueron encontrados muertos tras cometer un atraco en 2011, y dice que se sintió "horrorizada" al enterarse de sus crímenes. "Recuerdo suplicarles durante horas que detuvieran los asesinatos", afirma. "Recibí la respuesta de que no volvería a suceder, pero no cumplieron su palabra", ante lo que dice que se resignó: "Me distraje a mí misma con juegos de ordenador y bebiendo más y más vino, tres o cuatro botellas al día". Y, añade, "descuidando mis gatos".

Prendió fuego a su residencia

La policía concluyó que Böhnhardt y Mundlos se suicidaron en la caravana que utilizaban para sus desplazamientos. Zschäpe, que fue detenida tras el hallazgo de sus cadáveres, logró hacer saltar por los aires el ático donde convivía con ellos, en la localidad de Zwickau, en el este de Alemania. La acusada admitió que prendió fuego a la vivienda, aunque sostuvo que tomó medidas para asegurarse de que el edificio estaba vacío.

Sin embargo, negó cualquier participación en sus crímenes, que incluyen, además del asesinato de ocho alemanes de origen turco, un inmigrante griego y una agente de la policía, otros atentados y atracos a mano armada por toda Alemania. Su declaración, de 53 páginas, fue leída durante hora y media por uno de sus abogados ante un la Audiencia Territorial de Múnich. La presunta terrorista neonazi rompió así su silencio, más de dos años y medio después de que comenzara el juicio.

LGC (dpa / AFP)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema