Baviera investiga atentado contra asilo de refugiados | Alemania | DW | 12.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Baviera investiga atentado contra asilo de refugiados

En Baviera, la destrucción de edificios destinados a acoger a un grupo de refugiados trae malos recuerdos. El hallazgo de consignas xenófobas cerca del lugar del suceso sugiere que puede tratarse de un atentado neonazi.

En la localidad bávara de Vorra, un restaurante, un granero y una residencia deshabitada fueron destruidos por las llamas este jueves (11.12.2014). “Algunos indicios sugieren que podría tratarse de un incendio provocado”, señaló un portavoz de la policía, aludiendo a las consignas xenófobas descubiertas cerca del lugar del suceso. Y es que los edificios en cuestión estaban siendo renovados por el gobierno de Franconia Media para acoger a un grupo de refugiados. Aunque nadie resultó herido de gravedad, el incidente trae malos recuerdos.

Consignas descubiertas cerca del lugar del suceso sugieren que podría tratarse de un atentado neonazi.

Consignas descubiertas cerca del lugar del suceso sugieren que podría tratarse de un atentado neonazi.

Hogares inhabitables

Una vecina del restaurante se percató del fuego y llamó a los bomberos. 150 de ellos apagaron las llamas con relativa rapidez. Un bombero sufrió heridas leves y la policía calculó los daños materiales en 700.000 euros. En lo que respecta a los edificios afectados, ninguno de ellos es habitable. Al investigar siniestros similares en el pasado, las autoridades alemanas han tendido a desestimar tempranamente la posibilidad de que extremistas de ultraderecha estuvieran detrás de los ataques, pero en esta oportunidad se da por sentado que así fue.

La máxima autoridad de Baviera, Horst Seehofer, describió lo ocurrido como un “acto vergonzoso”. “No hay lugar para el ideario nacionalsocialista en nuestra sociedad liberal”, acotó el político socialcristiano en Múnich. “Es evidente que se trata de un atentado incendiario y las esvásticas en los muros cercanos sugieren que sus perpetradores son radicales de derecha”, dijo el ministro de Interiores de Baviera, Joachim Herrmann, anunciando que las instalaciones destinadas a acoger a refugiados recibirían mayor protección en ese Land.

“Las esvásticas están ahí”

Herrmann agregó que las fuerzas de seguridad harían todo lo que está en sus manos para identificar a los autores del ataque. Y más vale que así sea, parecía decir por su parte Beate Merk, ministra para Europa del estado federado de Baviera. Las agresiones contra los asilos de refugiados o contra las personas percibidas como extranjeras tienen un efecto devastador sobre la imagen de Alemania en el mundo, sostuvo Merk, sin mencionar explícitamente los otros atentados xenófobos y racistas que plagan la historia reciente del país.

El Consejo de Refugiados de Baviera demandó que se aclare lo sucedido lo más rápidamente posible. “Yo quisiera que se investigara rápida, intensa y profundamente colocando el foco en la ultraderecha”, declaró Alexander Thal, vocero de esa institución, subrayando que en Franconia Media y todo el norte de Baviera proliferaban los grupos de extrema derecha. “Las esvásticas están ahí”, acotó Thal, enfatizando que, ahora no había razón alguna para que los neonazis fueran eximidos a priori de sospechas.