1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Batalla por Baquba deja decenas de muertos en Irak

Islamistas se acercan a Bagdad. La mayor refinería del país fue cerrada y su personal extranjero fue evacuado, como medida de precaución.

La crisis en Irak parece no tener fin. Este martes (16.06.2014) se informó que decenas de personas murieron durante la batalla por controlar la ciudad de Baquba, capital de la provincia de Diyala, muy cerca de Bagdad. Las fuerzas del gobierno parecen haberse reorganizado y con la ayuda de tropas kurdas y voluntarios se enfrentaron a una nueva ofensiva del Ejército Islámico de Irak y Siria, que ya controla decenas de localidades.

Al menos tres barrios de Baquba fueron atacados durante la madrugada, pero fueron defendidos por el Ejército. Los milicianos yihadistas también habrían intentado atacar una cárcel con el objetivo de liberar a sus prisioneros, la mayoría de ellos cercanos a EIIS, pero fueron repelidos. Al menos 44 personas murieron en el combate, muchos de ellos presos rebeldes. Hay discrepancias sobre las razones de estas bajas.

El portavoz del Ejército, Wasem Ata, dijo a la televisión estatal iraquí que “los terroristas emplearon en su ataque proyectiles de mortero y granadas en un intento por liberar a los presos”. En los choques posteriores cayeron dos policías y otros seis resultaron heridos, mientras que perdieron la vida nueve extremistas. También en Kirkuk, los insurgentes habrían sido hechos retroceder cuando atacaron un santuario.

Evacuan la mayor refinería

En otra consecuencia de la ofensiva del EIIS, que en última instancia busca crear un califato en territorios que pertenecen a Siria e Irak, la mayor refinería de petróleo del país, ubicada en la ciudad de Baiji, fue cerrada y su personal extranjero, evacuado, dijeron este martes funcionarios de la instalación. Los trabajadores locales y los militares aún tienen el control de la instalación, aseguraron, la que está rodeada por milicianos del EIIS.

“Debido a los recientes ataques de militantes con morteros, la administración de la refinería decidió evacuar a trabajadores extranjeros por su seguridad y también cerrar completamente las unidades de producción para evitar daños extensos que pudiera resultar", dijo un ingeniero jefe de la refinería bajo condición de anonimato. Se aseguró que existe suficiente gasóleo, gasolina y queroseno para abastecer más de un mes la demanda interna.

Las tropas del EIIS son apoyadas en algunas partes por otros bandos sunitas, un sector de la población que se siente desplazado por el actual gobierno del primer ministro chiita Nuri al Maliki. Varios países occidentales han instado a Al Maliki a llegar a un acuerdo para reconstruir la unidad nacional como la única forma de evitar la desintegración de Irak. Al Maliki, en cambio, parece hacer lo contrario: afirmarse en su sector mayoritario y evitar la negociación con los sunitas.

DZC (dpa, Reuters, EFE, Europa Press)

DW recomienda