1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Bancos en el banquillo por malos consejeros

Los papeles de Lehman Brothers son causa de juicio en Alemania: un matrimonio ha denunciado a la Caja de Ahorros de Fráncfort por no advertirle suficientemente del riesgo que suponía depositar su dinero en ellos.

default

La Caja de Ahorros de Fráncfort trendrá que defenderse ante el tribunal.

El procedimiento es conocido: uno se acerca a su banco de confianza porque tiene la sensación de estar perdiendo dinero con el hacer nada, porque quiere asegurarse unos ahorrillos para la casa, los niños, la vejez o el viaje de sus sueños. En el banco le aconsejan y presentan unas soluciones magníficas en condiciones estupendas y todo al máximo rendimiento con cero riesgo.

La operación sale a veces regular, otras bien y otras muy bien. El problema se presenta en el momento en que el resultado es muy malo. Como cuando el imponente banco del que se han comprado títulos al aliento de la entidad de confianza se hunde, y los papeles no estaban protegidos contra la bancarrota.

Eso mismo le ha sucedido a un matrimonio de Hesse. La pareja vendió los activos en su poder para invertir en Lehman Brothers porque la Caja de Ahorros de Fráncfort le aseguraba unas ganancias mucho mayores. Desde que el banco estadounidense se declaró en quiebra, las participaciones no han cesado de perder valor, y el matrimonio de Hesse ha decidido ir a juicio con un caso que, seguro, no es único.

Un precedente lejano

Deutschland Dresdner Bank und Commerzbank in Frankfurt

El Dresdner Bank ante un caso similar al de la Caja de Ahorros de Fráncfort.

Aunque la Caja de Ahorros de Fráncfort niega las comparaciones, ya este verano una mujer denunció en Hamburgo al Dresdner Bank por el mismo motivo y cabe suponer que, si los procesos se saldan con éxito para los acusantes, los tribunales tengan que enfrentarse a más reclamaciones.

La pareja exige que la entidad anule la compra de los títulos de Lehman Brothers y se les devuelva el dinero pagado. Y pese a ser lejano, existe ya un precedente a favor de los de Hesse: según el diario Straits Times, el mayor banco del sudeste asiático, el DBS de Singapur, indemnizará a algunos de sus clientes que resultaron perjudicados por el hundimiento de Lehman Brothers.

No hablar del riesgo

Al parecer, tal y como denuncian los ahorristas alemanes, el DBS vendió derivados con participación en títulos de deuda del banco inversor estadounidense sin explicitar los riesgos. Unas 9.400 personas se han visto afectadas, que invirtieron en total unos 250 millones de euros, de los que se devolverán unos 41 millones.

Las indemnizaciones alcanzarán sobre todo a aquellos clientes que no comprendieron los productos de inversión más complejos o que no eran aptos para la categoría de riesgo, porque el mismo DBS ha reconocido no haber respetado sus propios estándares. A cambio de las compensaciones, los beneficiados firmarán un contrato comprometiéndose a no demandar al banco.

En Alemania el proceso sigue la pauta inversa y primero intervendrán los tribunales. Quizás la crisis financiera sirva para que en el futuro los bancos tengan más cuidado con el modo en que aconsejan a sus clientes.

DW recomienda