1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Baja desempleo y sube inflación en Alemania

El número de desempleados descendió en  Alemania en febrero en 15.000 personas en relación al mes anterior, hasta situarse en los 2,7 millones, comunicó este miércoles (01.03.2017) la Oficina Federal de Empleo. "La evolución en el mercado laboral continúa siendo positiva", declaró el presidente de la Agencia Federal de Empleo de Alemania, Frank-Jürgen Weise.

En comparación con febrero del año pasado, la cifra de desocupados  cayó en 149.000 personas. Con estos datos, la tasa se mantuvo invariable en el 6,3 por ciento en la primera economía europea, informó el organismo.  En el segundo mes del año, el desempleo registró una caída más fuerte que durante los últimos tres años y alcanzó el nivel más bajo marcado en un mes de febrero desde 1991.

De esta forma, mientras que el número de personas sin trabajo se redujo, la cifra de contribuciones a la seguridad social se situó en niveles claramente superiores a los registrados el pasado año y la demanda de nuevos trabajadores por parte de la industria siguió en un nivel alto. En este sentido, la Oficina Federal de Empleo registró en febrero en Alemania un total de 675.000 puestos sin cubrir, lo que supone 61.000 vacantes más que hace un año.

En términos desestacionalizados también se produjo un descenso del número de desempleados. Así, descontada la influencia estacional, la cifra de parados fue de 2,6 millones de personas, es decir, 14.000 hombres y mujeres menos que en enero.

En tanto, el alza de los precios de la energía impulsó la inflación alemana en febrero a su nivel más alto de los últimos cuatro años, comunicó la Oficina Federal de Estadística, Destatis.  La inflación se incrementó en febrero un 2,2 interanual, impulsada por los precios del gas y el petróleo, cuyo valor en el último año ascendió un 7,2 por ciento.

"Una tasa de inflación tan elevada no se daba en Alemania desde agosto de 2012", indicó el organismo. El índice de precios al consumo experimentó así su tercera subida consecutiva en Alemania, tras los incrementos registrados en diciembre y enero, y sirve asimismo para aumentar su presión sobre el Banco Central Europeo (BCE). (dpa)