1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Bachelet y disputa con Bolivia: “Chile va a contrademandar”

La mandataria dijo en Santiago que su Gobierno defenderá los intereses de su país ante la arremetida diplomática planteada desde La Paz.

Tras reunirse en el Palacio de la Moneda con su ministro de Relaciones Exteriores, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo este lunes (28.03.2016) que su Gobierno defenderá los intereses de su país y que si llega a concretarse la anunciada demanda de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por el uso de las aguas del río Silala, “Chile va a contrademandar, ejerceremos todas las acciones necesarias para proteger nuestra soberanía nacional”.

El presidente boliviano, Evo Morales, confirmó que la demanda por el uso de las aguas del Silala será presentada ante el mismo tribunal que ahora analiza otra demanda, en la que Bolivia exige que se obligue a Chile a sentarse a negociar una salida soberana al océano Pacífico, que Bolivia perdió en la Guerra del Pacífico a fines del siglo XIX. El argumento para la nueva demanda es que el Silala fue canalizado por Chile en 1908 para que sus aguas fluyan hacia ese país. Santiago, en cambio, defiende que el Silala es un río internacional.

La mandataria chilena recordó que en 2009 Chile estuvo dispuesto a llegar a un acuerdo con Bolivia para determinar el uso compartido de las aguas del Silala, pero que el pacto fracasó por la negativa de La Paz. “El gobierno de Bolivia habla de diálogo, pero los hechos demuestran que no está dispuesto a ningún diálogo y que prefieren instrumentalizar a los tribunales internacionales”, aseveró la jefa de Estado.

Demanda por “desesperanza”

Bachelet afirmó que los derechos de Chile se encuentran “claramente reconocidos” por el principio de que “todo estado ribereño de un curso de agua internacional tiene derecho a utilizarlo con el beneficio de sus comunidades”. En tanto, el canciller Heraldo Muñoz acusó a Bolivia de tener una política de “hostilidad hacia Chile” y aseveró que el anuncio de la demanda que hizo Morales “solo busca distraer la atención de lo que pueda ser el desenlace de la demanda actual”.

“Lo que hay aquí, más allá del río Silala, es una política de hostilidad hacia Chile, probablemente por la desesperanza que sienten respecto a la demanda marítima, porque saben que no van a conseguir soberanía”, aseveró el ministro, quien recalcó que “la comunidad internacional se va a dar cuenta muy claramente que aquí ya no es el mar, no son los ríos, sino que cualquier excusa para tener un planteamiento hostil hacia nuestro país y eso va a debilitar la posición internacional de Bolivia”.

Morales, por su parte, habló inmediatamente después de la declaración de Bachelet y reiteró que viajará este martes a la zona del Silala para “demostrar” que las aguas del río no son internacionales.

DZC (Reuters, EFE, La Tercera)


DW recomienda