1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Avanza derecha en Austria

A pesar de que los socialdemócratas austríacos fueron el partido más votado en las elecciones generales, la extrema derecha es la vencedora virtual, al acaparar entre dos formaciones casi el 30 por ciento de los votos.

default

Las elecciones anticipadas a la Asamblea Nacional (Parlamento) que se celebraron en Austria representaron un retroceso para los partidos de la coalición gubernamental y dieron un considerable aumento a los partidos de extrema derecha.

Según estimaciones de la agencia APA y la emisora ORF basadas en el 45 por ciento de las papeletas contadas dan el triunfo al Partido Socialdemócrata (SPÖ), dirigido por Werner Faymann.

Pese a que el SPÖ, de la coalición gubernamental, perdió 7 puntos porcentuales en comparación con las elecciones de octubre de 2006, es probable que con el 29 por ciento de los votos siga manteniéndose como el bloque más fuerte en la Asamblea Nacional, coinciden ambos medios.

Por su parte, su socio conservador de coalición, el Partido Popular (ÖVP), cayó nueve puntos y se situó en el 25 por ciento, el peor resultado del partido en su historia.

En contraste con las pérdidas históricas de socialdemócratas y populares, el aumento más claro fue para los partidos de extrema derecha, que juntos sumaron casi el 30 por ciento de las papeletas.

Los avances de Haider

Kaerntens Landeshauptmann Joerg Haider

J�rg Haider a la delantera.

La Alianza para el Futuro (BZÖ), del populista conservador Jörg Haider, logró triplicar su porcentaje de voto al 12 por ciento. El derechista Partido Liberal (FPÖ), dirigido por Heinz-Christian Strache, ganó 7 puntos y alcanzó el 18 por ciento.

El secretario general del FPÖ, Herbert Kickl, puntualizó que, aunque su partido está dispuesto a formar parte de un gobierno de coalición, "no se venderá". También añadió que no se reunificará con el bloque producto de su escisión, la BZÖ.

Ambos partidos centraron su discurso en asuntos sociales y en la inflación durante la lucha electoral, pero también hicieron campaña contra los inmigrantes y los solicitantes de asilo, a los que calificaron de criminales.

Este resultado fue celebrado por Haider como "el mejor resultado" de la derecha austríaca.

Los verdes perdieron un uno por ciento situándose en el 10,1 por ciento.

Esperando al 6 de octubre

La participación se mostró escasa, aunque en muchas localidades se situó muy cerca de la alcanzada en octubre de 2006, según datos de presidentes de mesas electorales.

De confirmarse la tendencia actual, los resultados dificultarían la formación de una coalición estable. Según Haider, esto es prueba de la disconformidad de los austríacos ante una nueva coalición entre socialdemócratas y conservadores.

El SPÖ y el ÖVP no se muestran entusiastas sobre otro mandato de cooperación, pero apenas tendrán otras opciones pues juraron no colaborar con la extrema derecha. Tras las elecciones parlamentarias de 2006, la formación de gobierno llevó tres meses. La coalición se rompió en julio.

El secretario general del SPÖ, Doris Bures, aseguró que "no hay alegría por este gran descenso". Aunque "al menos ahora estamos a la cabeza", agregó.

En todo el país, los locales electorales cerraron a las 17:00 horas. Sin embargo, debido a la gran cantidad de votos por correo, el resultado final oficial podría ser dado a conocer sólo el 6 de octubre.

DW recomienda