1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Austria elige a su nuevo presidente

En total, unos 6,4 millones de austríacos con derecho de voto, dentro y fuera del país, están llamados a elegir a su presidente federal para los próximos seis años.

Los primeros colegios electorales abrieron este domingo (04.12.2016) en Austria a las 06.00 hora local para dar inicio a la repetición de las elecciones presidenciales entre el candidato independiente apoyado por los ecologistas Alexander Van der Bellen y el ultranacionalista Norbert Hofer. Los comicios del pasado 22 de mayo, ganados por Van der Bellen por un estrecho margen, fueron invalidados por la Justicia austríaca ante una serie de irregularidades en el recuento de los votos, que, sin embargo, no afectaban al resultado ni implicaban manipulaciones.

Los últimos centros electorales cerrarán sus puertas por la tarde. En ese momento se espera una primera proyección sobre el resultado. Las encuestas hablan nuevamente de un empate técnico entre los dos rivales, separados en la primera votación por solo 31.000 votos. En total, unos 6,4 millones de austríacos con derecho de voto, dentro y fuera del país, están llamados a elegir a su presidente federal para los próximos seis años. 

Si bien la Presidencia federal austríaca es un cargo más bien protocolario, muchos Gobiernos de la Unión Europea ven con preocupación que Hofer pueda convertirse en el primer jefe de Estado de la extrema derecha populista en un país miembro. En comparación con la votación invalidada, el censo electoral ha sido actualizado y contiene ahora unos 60.000 votantes más, entre ellos unos 14.000 residentes en el extranjero, unos 3.000 nuevos nacionalizados y otros 45.000 austríacos que han cumplido desde mayo 16 años, la edad mínima para poder votar.

Pulcritud electoral

Tras los problemas formales aparecidos en las últimas elecciones, la Justicia ha prohibido cualquier envío anticipado de resultados a la prensa, por lo que hasta que no se cierren los centros electorales no se anunciarán ni siquiera posibles tendencia en favor de uno u otro candidato. Además, el Tribunal Constitucional ha prohibido la presencia de la prensa gráfica y las televisiones en los lugares de votación en el momento de que los propios candidatos depositen su voto. Recién media hora después del cierre de los colegios, a las 16.30 GMT, la televisión pública ORF espera presentar la primera proyección de los resultados, que incluirá también una estimación sobre el reparto del voto por correo.

En la votación de mayo, la victoria de Van der Bellen llegó gracias a su ventaja en el voto por correo. La principal irregularidad en el recuento de ese voto fue la apertura en los central electoral de esos sobres antes de lo que permitía la ley y sin la supervisión necesaria en algunos casos. Según la ley electoral, estos sobres -unos 580.000- no podrán ser abiertos hasta el lunes por la mañana, a partir de cuando se iniciará el recuento definitivo. Por eso, el resultado final de estas elecciones no se conozca hasta la noche del lunes, indicó el Ministerio del Interior.

MS (efe/dpa)

DW recomienda