1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Austria blindada para proteger la frontera de la UE

Austria y varios países del centro y sudeste de Europa quieren colaborar en la crisis de los refugiados. Para proteger las fronteras de la UE, también podrían intervenir soldados.

Austria se benefició del cierre de la ruta de los Balcanes, declaró el ministro austriaco de Defensa, Hans Peter Doskozil, durante el encuentro de países de la Unión Centroeuropea en Viena. Junto a los ministros de Defensa de Austria, Croacia, Eslovenia, Hungría, Chequia y Eslovaquia, también asistieron sus colegas de Polonia, Serbia, Macedonia y Montenegro. Los ministros acordaron sentar las bases de una misión mixta de corte civil y militar, capaz de actuar con rapidez y flexibilidad en las fronteras exteriores de la UE y apoyar a FRONTEX. “Todos nos esforzamos y estamos dispuestos a trabajar en propuestas para una solución europea”, declaró Doskozil. Agregó que ningún país debería quedar abandonado en la crisis de los refugiados y “cuando un país necesita apoyo, deberíamos ayudar todos juntos”

Propuestas para toda Europa

La resolución de esta línea común para la seguridad fronteriza se presentará a nivel europeo en la próxima cumbre de ministros de Defensa en Luxemburgo. “El segundo paso será organizar esta misión y ver qué país participa y cuántos soldados se envían. Ahora solo se trata de buscar una línea europea común, enfocada en la seguridad de fronteras, el registro y la repatriación”, aclaró Doskozil.

Österreich Hans Peter Doskozil Verteidigungsminister

Hans Peter Doskozil, ministro de Defensa de Austria.

Un día antes del encuentro en Viena, el Gobierno austríaco anunció el endurecimiento del derecho de asilo. Doskozil y la ministra de Interior, Johanna Mikl-Leitner, parten de que el flujo de refugiados podría poner en peligro el orden público y la seguridad interior. Por eso Austria podría restringir los procesos de asilo. “No se permitirán solicitudes a no ser que estén sujetas al artículo 8 de la Convención sobre Derechos Humanos”, anunció Mikl-Leitner. Este artículo señala el derecho al respeto a la vida privada y familiar, que apunta al reencuentro de las familias.

De la misma forma, se permitirán procedimientos de asilo a personas cuya existencia se vea amenazada si son devueltas a otros países. En los demás casos, los refugiados serán devueltos al país a través del cual llegaron hacia Austria.

Política severa

Tales tendencias en la política de refugiados son cuestionables según el politólogo Vedran Dzihic. “Los Estados balcánicos tienen el apoyo de Austria mientras se trate de bloquear la ruta del oeste de los Balcanes”, aclara el politólogo. En algunos casos, también se espera apoyo de la UE, según el país. “Sin embargo, creo que en la región son peligrosos los acuerdos sobre esta cuestión. En muchos países, los poderes nacionales necesitan del apoyo de tendencias autoritarias para aprobar sus medidas sobre los refugiados. Pero podría salir mal y derivar hacia tendencias aún más autoritarias”, advierte Dzihic. Sobre todo, es importante que no se sobrepase la línea de la intervención militar: “Las imágenes de la frontera, por ejemplo Idomeni, son duras, inquietantes e incluso brutales sin la fuerza militar. En ellas no se ve la cara amable de Europa”, opina el politólogo de Viena.

Actualmente, se prevé que Austria y otros países tomen medidas –también militares- destinadas a bloquear la ruta del oeste de los Balcanes. “Los Estados de la región colaborarán y como contrapartida esperan apoyo formal para entrar en la Unión Europea y apoyo a las políticas de sus Gobiernos”, cree Dzihic.

Por su parte, Austria no cambiará su posición y si actualmente los refugiados pueden solicitar el asilo tanto en la frontera como en cualquier comisaría, en el futuro solo será posible en los centros gubernamentales de las regiones fronterizas. Allí, los solicitantes podrán ser retenidos hasta 120 horas mientras los agentes aceptan o rechazan su solicitud. Algunos medios del país ya hablan de la “Fortaleza Austria”. Y también el ministro Dokozil apoya el endurecimiento de los controles con un claro mensaje a Alemania: “Donde haya controles, nadie pasará de largo”.

DW recomienda