1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Aumenta la pobreza y la exclusión en Alemania

La Federación para la Paridad, una organización que aglutina a varias organizaciones no gubernamentales alemanas que buscan poner coto a la exclusión social, denunciaron este jueves (2.3.2017) el "escandaloso" incremento de la pobreza en Alemania, que hoy afecta al mayor porcentaje de la población desde la reunificación del país. Como media nacional, el 15,7 por ciento de los habitantes de Alemania vive en situación de pobreza o marginalidad social. Eso equivale a casi 13 millones de personas de los 81 millones de habitantes de la primera economía europea.

Este porcentaje se dispara hasta el 22,4 por ciento en la capital, Berlín, y al 17,5 por ciento en los núcleos urbanos del populoso Estado federado alemán de Renania del Norte-Westfalia. "Hablamos de pobreza cuando la población queda prácticamente forzada a vivir en la marginalidad o subsiste en la precariedad”, indicó el presidente de la Federación, Ulrich Schneider, al presentar su informe. Estas situaciones se extienden "a todos los grupos calificados en riesgo de sufrir la exclusión social”, precisó, aludiendo a jubilados que perciben rentas de miseria, padres o madres solteros que crían a sus hijos solos, personas con limitaciones físicas o mentales y los sin techo, por ejemplo.

Ver el video 02:06

Alto índice de pobreza en Alemania

La divergencia este-oeste

La evolución negativa es persistente desde hace diez años, con un aumento global del 2,1 por ciento entre 2005 y 2015, y se ha registrado prácticamente en todo el país, incluidos los Estados federados más prósperos del sur: Baviera y Baden-Wurtemberg. Sólo se ha producido un leve retroceso en el este de Alemania, es decir, en los Estados federados del antiguo territorio de la República Democrática Alemania, que en los años siguientes a la reunificación registraron índices de desempleo y pobreza que doblaron con creces a los del oeste. Ahora la situación se ha invertido y es justamente en Renania del Norte-Westfalia donde la situación es más dramática.

El único Land del este donde sigue creciendo la marginalidad es justamente la ciudad-estado y capital del país, Berlín. Entre los grupos sociales considerados más vulnerables están los desempleados crónicos; ellos son los más afectados por la exclusión social (59 por ciento), seguidos por los padres o madres que crían solos a sus hijos (44 por ciento), las familias numerosas (24 por ciento), los trabajadores de baja cualificación laboral (32 or ciento) y los extranjeros (34 por ciento). "Esta tendencia no va a revertirse si el Gobierno no actúa para remediar esta situación”, pronosticó el presidente de la Federación por la Solidaridad Social, Wolfram Friedersdorff.

Ver el video 01:17

Crece la brecha entre ricos y pobres

Perspectivas oscuras

De acuerdo con esas estimaciones, la población laboralmente activa, pero que trabaja en condiciones de precariedad, está condenada a percibir jubilaciones de miseria en el futuro; los niños que crecen en familias de escasos recursos serán, a su vez, trabajadores de escasa cualificación a mediano plazo. "Necesitamos viviendas de protección social para combatir la especulación inmobiliaria en los grandes núcleos urbanos; necesitamos invertir en formación profesional y necesitamos una reforma del sistema de pensiones”, indicó Schneider, de la Federación para la Paridad.

Eso sí, las organizaciones no gubernamentales que avalan el estudio en cuestión celebraron el hecho de que la lucha contra la pobreza y la exclusión social haya entrado como tema prioritario en la campaña electoral para los comicios generales del próximo 24 de septiembre. "La cohesión social está en peligro y es correcto abordar este asunto de cara unos comicios que definirán el próximo Gobierno”, apuntó Schneider. (EFE)

Audios y videos sobre el tema