1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atentados en Irak y Yemen dejan más de 50 muertos

En el primer caso, un atacante se hizo estallar en medio de un partido de fútbol al sur de Bagdad. En el otro, tres coches bomba estallaron en la ciudad de Adén.

Dos sangrientos ataques terroristas azotaron a Irak y Yemen este viernes (25.03.2016). En el primer caso, unas 30 personas perdieron la vida luego de que un atacante suicida hiciera estallar el cinturón explosivo que portaba entre una muchedumbre que miraba un partido de fútbol en la provincia de Babel, al sur de Bagdad. Más de 90 personas resultaron heridas, según los primeros reportes.

Los lesionados fueron trasladados a hospitales y la zona fue acordonada por las fuerzas de seguridad, ante el temor de que se produjeran otros ataques contra los civiles que acudían a socorrer a las víctimas. El jefe de seguridad provincial, Falah al Khafaji, dijo a la agencia de noticias Reuters que la explosión ocurrió al final de un partido de fútbol amateur disputado en Iskandariya, un pueblo en el que conviven sunitas y chiitas.

Entre los fallecidos se encuentra el alcalde de la localidad, Ahmed al Jafayi, mientras que entre los heridos hay comandantes de la milicia Multitud Popular y oficiales de los servicios de seguridad. La agencia Amaq, vinculada al EI, anunció que el grupo había realizado “una operación de martirio (suicida) con un cinturón de explosivos contra una concentración de milicianos”. Por milicianos se refiere a combatientes chiitas que enfrentan al EI.

Triple atentado en Adén

En Yemen, en tanto, la rama local del Estado Islámico se atribuyó el triple atentado suicida perpetrado contra un cuartel y dos puestos de control en la ciudad de Adén, en el sur del país y donde opera provisionalmente la sede de Gobierno, luego de que los rebeldes hutíes se apoderaran de Saná, la capital del país. El objetivo del ataque, que dejó al menos 22 muertos, era un campamento de entrenamiento de las fuerzas militares de la coalición árabe que combate contra los hutíes.

El primer atentado fue perpetrado por un suicida, que detonó el coche bomba que conducía contra el cuartel de la fuerzas emiratíes. Los otros dos ataques, uno de ellos realizado con una ambulancia bomba, tuvieron como objetivo sendos puestos de control en los que fueron parados por efectivos de la Resistencia Sureña, indicaron testigos. Después de los atentados se registraron enfrentamientos en las afueras del cuartel, mientras que sobrevolaban el lugar helicópteros Apache emiratíes.

DZC (dpa, EFE, Reuters, AP)


DW recomienda