1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque suicida en Kabul contra mezquita deja siete muertos

Tres miembros del Estado Islámico intentaron ingresar al recinto, donde se realizaba un rezo de la minoría chiíta en el marco del Ramadán.

Un atentado terrorista adjudicado por el Estado Islámico dejó al menos seis muertos este jueves (15.06.2017) en Kabul, la capital de Afganistán. El objetivo de los yihadistas fue la mezquita de Al Zahra, utilizada por la minoría chiíta. El recinto se encontraba lleno de fieles, quienes asistían a un rezo en el marco del mes sagrado del Ramadán. Al menos otras ocho personas resultaron heridas en la acción.

 

Más información:

-Presidente afgano: "Hubo 150 muertos" en atentado de Kabul

-Afganistán: atentado suicida golpea zona de alta seguridad en Kabul

 

Según el portavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish, tres sujetos –dos hombres armados y un suicida– intentaron ingresar a la mezquita, pero fueron interceptados por las fuerzas de seguridad, desatándose un enfrentamiento a tiros. Los atacantes se refugiaron en la cocina de la mezquita, donde el suicida se hizo estallar, al tiempo que los otros dos terroristas eran abatidos por la policía.

La agencia Amaq, vinculada a EI, aseguró que la acción fue obra de milicianos del grupo. Las autoridades afganas, en tanto, informaron que entre las víctimas fatales hay tres civiles y un oficial de policía. Los heridos son cuatro agentes y cuatro civiles. "En 15 minutos un atacante fue abatido por la policía y el segundo hizo detonar sus explosivos en la cocina", complementó el portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid.

Imagen del ataque perpetrado en Kabul en noviembre de 2016.

Imagen del ataque perpetrado en Kabul en noviembre de 2016.

Ataque en pleno Ramadán

El jefe del Ejecutivo afgano, Abdulá Abdulá, condenó en Twitter el asalto y afirmó que "atacar a los musulmanes en oración dentro de una mezquita en el mes sagrado de Ramadán va contra toda fe, religión y creencia". Poco después de conocerse los hechos, los talibanes se desvincularon del ataque a través de un mensaje de su portavoz Zabihullah Mujahid en su cuenta de Twitter, en el que afirmó que "nunca" atacan mezquitas.

La minoría chiíta de Kabul ha sido objetivo de otros ataques anteriormente. El más reciente ocurrió en noviembre de 2016, donde perdieron la vida más de 30 personas, en una acción contra la ciudadanía también perpetrada por Estado Islámico. Antes, en julio, un ataque contra una manifestación de la minoría chií hazara reivindicado también por el grupo yihadista causó 85 muertos y 400 heridos.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda