1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque letal contra sirios desplazados

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó este sábado (15.4.2017) que un coche bomba estalló cerca de autobuses que transportaban a personas desplazadas por el conflicto entre el régimen de Assad y sus opositores

Al menos un centenar de personas murieron y decenas más resultaron heridas este sábado (15.4.2017) al oeste de la ciudad siria de Alepo cuando un coche bomba explotó cerca de autobuses que transportaban a quienes perdieron sus hogares por el conflicto entre el régimen de Bashar al Assad y sus opositores armados. Así lo informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización no gubernamental con sede en Londres e informantes en territorio sirio profusamente citada, pero cuyos reportes no pueden ser verificados por fuentes independientes debido a la peligrosidad del terreno. Aún se desconoce quién colocó la bomba.

La agencia estatal de noticias Sana atribuyó el ataque a "terroristas” –palabra con que se suele describir al heterogéneo contingente rebelde que adversa a Assad–, mientras que los activistas de la oposición culparon a los seguidores del "hombre fuerte” de Damasco. Las imágenes del ataque difundidas en Internet muestran vehículos y autobuses quemados, y numerosos cadáveres en las calles. Miles de civiles y combatientes están varados en el oeste de Alepo desde el viernes (14.4.2017) debido a las disputas entre las partes en discordia: éstas no se han puesto de acuerdo sobre la cifra de combatientes que pueden ser evacuados.

En la mañana del 14 de abril, varios autobuses habían partido con cerca de 5.000 personas desde las localidades de Fua y Kafrara, sitiadas por insurgentes. Al mismo tiempo, unas 2.200 personas habían salido de Madaya y Zabadani, sitiadas por el Gobierno. Así se había acordado en un pacto mediado por los Gobiernos de Irán y Qatar. Los autobuses en cuestión llegaron a Alepo y desde entonces siguen a la espera de poder continuar sus viajes. Según los activistas rebeldes, la organización Tahrir al Sham –próxima a Al Qaeda–, bloqueó el acuerdo por considerar que el Gobierno de Assad no lo estaba respetando.

El activista Nahel Nur describió escenas de desesperación, antes y después del ataque, porque la situación ya era bastante dura para los desplazados, entre los que abundan mujeres y niños con déficit de sueño y alimentación, por un lado, y sin acceso a instalaciones sanitarias suficientes.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda