1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Atacante de París actuó drogado y borracho, según exámenes

Ziyed Ben Nelgacem, abatido el sábado tras haber intentado robar un arma a una soldado, había consumido alcohol, marihuana y cocaína.

El informe toxicológico realizado a la sangre de Ziyed Ben Belgacem, el francés de 39 años abatido la tarde del sábado en el aeropuerto de Orly, en París, reveló que el hombre actuó drogado y con alcohol en el cuerpo, informaron este domingo (19.03.2017) fuentes judiciales, haciendo referencia a los resultados entregados por la autopsia a la que fue sometido el cuerpo del sospechoso de terrorismo.

Bel Belgacem llegó al aeropuerto tras haber herido a un policía en un control de identidad en París, e intentó quitarle su fusil a una soldado que patrullaba, junto a dos compañeros, en el terminal aéreo. Tras gritar que actuaba para morir por Alá y forcejear con la militar, Ben Belgacem fue alcanzado por ocho disparos realizados por los militares, lo que le causó la muerte en el mismo lugar.

Los análisis demostraron que en la sangre del atacante había restos de marihuana y de cocaína, además de 0,93 gramos de alcohol por litro de sangre, señalaron las fuentes. Durante el registro que realizaron las fuerzas de seguridad en la casa de Belgacem, se había encontrado cocaína, lo que despertó las sospechas de los investigadores de que, quizás, el individuo hubiera actuado bajo los efectos de los estupefacientes.

Todos libres

Ben Belgacem contaba con numerosos antecedentes penales por delitos de robo y tráfico de drogas. Además, los servicios de inteligencia franceses habían detectado cierta radicalización del individuo durante una instancia en prisión entre 2011 y 2012, pero la posterior comprobación no aconsejó que fuera fichado por ese motivo. La investigación de la Fiscalía antiterrorista se centra ahora en determinar por qué Belgacem actuó como lo hizo.

En horas de la mañana fue dejado en libertad el padre del atacante, quien dijo a la prensa que su hijo no era un terrorista, sino que había actuado bajo los efectos de las drogas y el alcohol, algo que parece ser comprobado por los resultados toxicológicos. Los investigadores habían ordenado la detención también de un hermano y un primo de Belgacem. Los tres fueron dejados en libertad este domingo sin que se presentaran cargos en su contra.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda