1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Asselborn: "La Unión Europea puede desintegrarse"

El ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, advirtió sobre el peligro de una desintegración de la UE y una restauración de los controles fronterizos entre los países del bloque comunitario.

"La Unión Europea puede desintegrarse. Esto puede ocurrir muy pronto si el aislamiento en lugar de la solidaridad hacia dentro y hacia afuera se convierte en norma", dijo Asselborn en una entrevista concedida este lunes (09.11.2015) a la agencia dpa en Luxemburgo.

El ministro de Relaciones Exteriores también ve amenazado el Acuerdo de Schengen, que eliminó en 1985 los controles fronterizos internos de la UE y que hasta el momento ha sido firmado por 26 de los 28 países miembros del bloque comunitario: "A lo mejor nos quedan un par de meses".

“Un falso nacionalismo puede llevar a la guerra”

"Si no hallamos una solución europea a la crisis migratoria, si cada vez más países creen que solo pueden gestionar este asunto a nivel nacional, Schengen estará muerto", aseguró el jefe de la diplomacia de Luxemburgo, país que ejerce en el presente semestre la presidencia rotatoria de la UE.

Según Asselborn, si desaparece el Acuerdo de Schengen, desaparecerá también el "mayor logro de la Unión Europea", con graves consecuencias para la vida cotidiana de los ciudadanos de la UE, porque el restablecimiento de los controles fronterizos afectaría a todos, "a quienes cruzan las fronteras, a la economía y al turismo".

Asimismo, el entrevistado se mostró preocupado ante la falta de humanitarismo de algunos políticos: “Un falso nacionalismo también puede llevar a la guerra”. Asselborn criticó que algunos políticos y partidos manipulen el tema de los refugiados para atizar los miedos.

Schulz critica a gobiernos que se niegan a acoger refugiados

Por otro lado, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, acusó este lunes de traicionar los principios de Europa a aquellos gobiernos del bloque comunitario que se niegan a acoger refugiados y abogó por "luchar" por la solidaridad, el respeto y la tolerancia.

El político socialdemócrata alemán alertó del peligro de la "renacionalización" y de la "desolarización a nivel nacional", dos factores que cree que amenazan con acabar con el proyecto europeo.

A su juicio, es inaceptable "decir no tenemos sitio para refugiados musulmanes porque somos un país católico", como ha afirmado algún país del este de Europa, o argumentar que "la migración es un problema alemán con el que no tengo que ver". Este tipo de excusas "no las podemos aceptar, no las debemos aceptar", subrayó Schulz.

En su opinión, quienes así quieren responder al "fenómeno global" de la llegada masiva de refugiados a Europa tratan de "explicar el siglo XXI con la retórica de los años 30 del siglo pasado" y caen en la "simplificación".

VT (dpa, efe)

DW recomienda