1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Arrestos por tumultos en Aschaffenburg

Este 27 de marzo, la policía alemana detuvo a 36 personas tras la trifulca que tuvo lugar entre ciudadanos de origen kurdo y otros de origen turco durante una manifestación realizada en la ciudad de Aschaffenburg.

Este domingo (27.3.2016), la policía alemana detuvo a 36 personas tras la trifulca que tuvo lugar en la ciudad bávara de Aschaffenburg cuando ciudadanos de origen kurdo atacaron a otros de origen turco que habían organizado una manifestación de calle “contra el PKK y el Estado Islámico”. PKK son las siglas del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, fundado en Turquía en 1978, ilegalizado poco después, acusado de recurrir a la violencia para conseguir la independencia de Kurdistán –cuyo territorio abarca parte de Turquía, Siria, Irán e Irak– y catalogado como una organización terrorista tanto por Ankara como por Washington y Bruselas.

Los detenidos –ya en libertad y a la espera de que la fiscalía presente cargos en su contra– tienen entre 15 y 40 años. La marcha había sido convocada en los alrededores de la estación central de Aschaffenburg bajo el lema “Juntos contra el terrorismo” con miras a rechazar simbólicamente tanto a la milicia terrorista que se autoproclama Estados Islámico como al PKK. Según el relato de los medios locales, en la manifestación participaban alrededor de 600 nacionalistas turcos cuando alrededor de treinta kurdos comenzaron a lanzarles piedras y fuegos artificiales. Los atacantes entraron a una casa que terminó rodeada por la policía local.

Los agentes policiales también fueron blanco de la violencia. Los agresores fueron desalojados y detenidos hasta este lunes (28.3.2016). El ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, se pronunció sobre el episodio advirtiendo que el conflicto interno de Turquía entre turcos y kurdos no debía manifestarse en territorio alemán. Lo ocurrido, dijo Herrmann, refuerza la posición de su partido –la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU)–, que está en contra de que se facilite el proceso de otorgamiento de visas a ciudadanos turcos a cambio de que Ankara ayude a frenar el flujo migratorio desde el Cercano Oriente hacia Europa.

ERC ( EFE / dpa / Deutschlandfunk )

DW recomienda