Argentina y Uruguay gritan ″Ni una menos″ | América Latina | DW | 04.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina y Uruguay gritan "Ni una menos"

Miles de manifestantes se concentraron ante el Congreso de Buenos Aires y marcharon por el centro de Montevideo, para protestar contra los feminicidios en Argentina y Uruguay.

Con rostros de mujeres asesinadas por violencia de género en las pancartas, nutridos grupos de personas iniciaron la movilización desde el Parlamento hacia la emblemática Plaza de Mayo. En este marco, se realizaron muestras artísticas, performances y representaciones.

Organizaciones sociales, de derechos humanos y políticas formaron parte de la manifestación, que se replicó en diferentes ciudades del país para pedir medidas y acciones contra los feminicidios, que ascendieron a 275 en el último año, informó la Asociación La Casa del Encuentro, en un informe que señala que 317 hijos se quedaron sin madre.

Otras formas de violencia

Los militantes indicaron que la violencia también se manifiesta de otras formas tal vez menos visibles que las muertes, como pueden ser la violencia psicológica, obstétrica, simbólica, económica, sexual, reproductiva y familiar. Con esta movilización también se aspira a reunir firmas para organizar un mapa que detalle las diferentes formas en las que se presenta la violencia.

"Argentina no cuenta con estadísticas ni números ciertos que dimensionen la violencia machista. Necesitamos cifras, mapeos, estadísticas y metodología", indica una petición del sitio Change.org, que intenta superar las 10.000 firmas y tiene una fuerte visibilidad en la red social Twitter con la etiqueta #ArgentinaCuentaLaViolenciaMachista.

Miles de manifestantes se concentraron ante el Congreso de Buenos Aires.

Miles de manifestantes se concentraron ante el Congreso de Buenos Aires.

Compromiso presidencial

La manifestación tiene lugar un año después de la protesta masiva contra la violencia de género que en 2015 logró reunir más de 200.000 personas, según los organizadores. En ese entonces, los candidatos presidenciales firmaron un compromiso de cinco puntos con medidas para frenar los asesinatos de mujeres.

Ante la falta de estadísticas oficiales, La Casa del Encuentro realiza este relevamiento de las víctimas desde 2008 en base a las noticias publicadas en 120 medios de todo el país. El último documento recopila los casos ocurridos entre el 1 de junio de 2015 y el pasado 31 de mayo.

La Casa del Encuentro impulsa la reglamentación y puesta en marcha de los artículos pendientes de la Ley 26.485, contra la violencia de género. En especial, reclama que se aplique el Plan Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia, que desde el Consejo Nacional de las Mujeres prometieron que lo van a presentar el mes próximo.

La mitad de la población femenina

Asimismo, alrededor de 5.000 personas marcharon por el centro de Montevideo bajo el lema "ni una menos" para protestar contra la violencia hacia las mujeres en el marco de una convocatoria secundada en varios puntos del país, donde, desde comienzos de año, 12 mujeres fueron asesinadas por sus parejas.

"Uno de los objetivos es (...) irrumpir en el espacio público a través de demandas de un 'basta' a la violencia machista y un compromiso de los participantes para revisar aquellas prácticas cotidianas que reproducen o sustentan las lógicas de la violencia machista", dijo Maru Casanova, una de las portavoces de la Coordinadora de Feminismos del Uruguay, convocante de la marcha.

Según un informe de evaluación de la igualdad de género en el país sudamericano entre 2006 y 2014 -en el cual participó el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) y que fue presentado en septiembre del año pasado en Montevideo-, el 68,8 % de las mujeres uruguayas mayores de 15 años dice haber sufrido violencia machista en algún momento de su vida.

"Los casos más visibles, los feminicidios, son la punta de un iceberg de las múltiples violencias machistas a las que somos expuestas las mujeres por el hecho de serlo", apuntó también la uruguaya Casanova.

Protección legal y brecha salarial

Una de las medidas impulsadas por el Ejecutivo uruguayo para intentar paliar esa situación ha sido un proyecto de ley propuesto al Parlamento en diciembre de 2015 que aboga por modificar el Código Penal para incorporar el feminicidio como "agravante muy especial del homicidio".

De ser aprobado, se elevarían las penas de los casos considerados como feminicidios, los cuales se definen en el proyecto de ley propuesto por el Ejecutivo como aquellos en los que "se causare la muerte a una mujer, mediando motivos de odio o menosprecio".

Consultada por la prensa, Jenny Escobar, presidenta de "Mujeres de Negro", una de las plataformas sociales por la equidad de género con más peso en el país, valoró positivamente la propuesta, pero añadió que aboga por que sea aprobada "lo antes posible" y tal y como fue presentada al Parlamento.

Además de la violencia machista, en la marcha uruguaya también se protestaba por la falta de equidad entre hombres y mujeres en campos como el laboral, donde –según un informe apoyado por el UNFPA− la brecha salarial entre ambos sexos asciende al 30 % en el desempeño de una misma labor profesional.

RML (efe, dpa)