Argentina: tres mil personas siguen evacuadas por inundaciones | América Latina | DW | 05.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina: tres mil personas siguen evacuadas por inundaciones

Hasta 5.200 personas llegaron a ser evacuadas en los 19 distritos bonaerenses, afectados por la "sudestada", un fenómeno meteorológico que provocó vientos de más de 70 kilómetros por hora.

Cerca de 3.000 personas continuaban hoy (05.11.2014) evacuadas a causa de las inundaciones que dejaron las intensas lluvias caídas en los últimos días en la provincia argentina de Buenos Aires. Cerca de 23 localidades bonaerenses se vieron afectadas. Entre ellas, las más perjudicadas son La Matanza, Pilar y Luján, en los alrededores de la capital, y San Antonio de Areco, a unos 110 kilómetros al noroeste de Buenos Aires. La autopista que une las ciudades de Buenos Aires y Rosario estuvo cortada por la subida de las aguas, al igual que otras carreteras.

Pese a que desde el martes no llueve más en la región, amplias superficies quedaron anegadas y se reiteran las imágenes de barrios y casas con más de un metro de agua y habitantes traslándose en botes por las galles inundadas. En San Antonio de Areco se inundaron varios barrios por la crecida del río Areco. Las aguas llegaron hasta los accesos del hospital local, por lo que los pacientes debieron ingresar en botes o a través de un puente que se improvisó mediante un acoplado de un camión, confirmó el director de Defensa Civil de la ciudad, Guillermo Testoni. Las cuencas de los ríos Matanza, Riachuelo, Areco y Luján continúan recibiendo amplios caudales de agua de sus afluentes, por lo que sus niveles tardan en bajar pese a que terminaron las lluvias.

Überschwemmung in Argentinien 05.11.2014

Amplias superficies quedaron anegadas por las inundaciones.

Segundo temporal en pocos días

Hoy el servicio meteorológico argentino confirmó la remisión del temporal de lluvia. "Ha salido el sol, los ríos están bajando y la gente está regresando a sus hogares", dijo a Efe Luciano Timerman, director de Defensa Civil bonaerense, quien aseguró que en el transcurso de hoy se espera que regresen a sus casas la mayoría de las 3.000 personas que aún quedan evacuadas. El reciente temporal se saldó con la muerte de un joven de 22 años, quien en medio de una tormenta subió a una terraza a arreglar un cable y se electrocutó.

Durante su rueda de prensa diaria, el jefe de Gabinete del Gobierno, Jorge Capitanich, hizo hincapié en la gran inversión realizada en obras hídricas en los últimos años pero reconoció que "cuando existen una combinación de sudestada, lluvias copiosas y saturación de cuencas hídricas se producen este tipo de fenómenos meteorológicos muy fuertes". Se trata del segundo temporal que sufre el país en menos de una semana, tras el registrado los pasados miércoles y jueves, que causó la muerte por ahogamiento de un adolescente de 14 años en Luján, a 60 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

Las precipitaciones de los últimos días superaron varios récords históricos y la imposibilidad de desaguar los ríos de la cuenca del Río de la Plata causaron graves daños materiales en muchos municipios, cuyo valor aún no ha sido cuantificado, según explicó el director de Defensa Civil bonaerense.

MS (dpa/efe)