1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina estará un año en “emergencia de seguridad”

El Gobierno de Mauricio Macri anunció la medida para luchar contra “el peligro colectivo” generado por el tráfico de drogas.

El Gobierno de Argentina anunció este martes (19.01.2016) que decidió declarar la “emergencia de seguridad pública” durante un año, en un intento por combatir las altas tasas de criminalidad que afectan al país, especialmente por el incremento en el narcotráfico. El objetivo, según las autoridades, es “revertir la situación de peligro colectivo creada por el delito complejo, el crimen organizado y el narcotráfico”.

Según detalla un comunicado de la Presidencia argentina, la resolución establece “la aprobación de Reglas de Protección Aeroespacial”, aplicadas por las Fuerzas Armadas, “orientadas a identificar, advertir, intimidar y hacer uso de la fuerza (como último recurso) a vectores incursores en el espacio aéreo”. “Serán declaradas ‘hostiles' aquellas naves cuando tengan entidad suficiente para ‘perturbar, poner en riesgo o causar un daño' en el territorio nacional”, indica el comunicado.

La medida, que podrá ser prorrogada luego del plazo que establece el decreto, “va en sintonía con las metas esenciales” que estableció el actual mandatario Mauricio Macri de “luchar contra el narcotráfico y otro tipo de delitos graves”. Macri ganó la presidencia en noviembre tras una campaña en la que prometió mejorar la problemática economía del país y también luchar contra el narcotráfico.

Droga hacia Europa

Entre las medidas contempladas por la emergencia, el Gobierno “concede la adquisición del material indispensable para incrementar la vigilancia de la frontera fluvial, los puertos y los espacios marítimos”. Otra de las novedades es la creación del Gabinete de Seguridad Humana, que tendrá a su cargo “coordinar las tareas de las diferentes carteras” en lo que se refiera a la emergencia. Asimismo, se autorizó “a convocar personal retirado de la Policía Federal, Prefectura, Gendarmería y Policía Aeroportuaria” para hacer frente a la situación.

Argentina se ha convertido en un punto de despacho de cocaína producida en Bolivia, Perú y Colombia, la que está destinada a África y luego es enviada hacia destinos más lucrativos como Europa. Oficiales internacionales de la lucha contra los narcóticos llaman a la ciudad de Rosario “la Tijuana de Argentina”, por su similitud con la ciudad fronteriza de México utilizada para trasladar cocaína hacia Estados Unidos.

Expertos dicen que la droga ingresa a Argentina por camión o avión desde el norte del país y es transportada a Rosario, donde pandillas pelean por el control de los últimos pasos hasta el río Paraná, que conecta con Buenos Aires hacia el sur y también es puerta de salida hacia el Océano Atlántico.

DZC (EFE, Reuters)


DW recomienda