1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina en el G20: en busca de diálogo y consenso

El ministro de Asuntos Exteriores y Culto de Argentina, Jorge Faurie, habla en un artículo para DW sobre los objetivos de su país al presidir el G20.

Desde el inicio de su mandato en diciembre de 2015, el Gobierno del Presidente Mauricio Macri tuvo un objetivo claro en política exterior: situar nuevamente a la Argentina en el mapa global, restableciendo los lazos de confianza con el mundo y desarrollando una política de inserción inteligente, centrada en intereses concretos y no ideologizada, pero basada en valores como democracia, derechos humanos y multilateralismo.

La Presidencia argentina del G20, que recibimos de Alemania, será la demostración más importante, aunque no la única, de que aquel objetivo se está logrando, y le permitirá a nuestro país presentar al mundo el profundo compromiso de los argentinos con el cambio que estamos experimentando.

Lea más: Mercosur y UE podrían firmar "acuerdo político" durante cumbre OMC

Trasfondo: Acuerdo UE-Mercosur: ¿en la recta final?

 Reportaje: “Argentina continuará el legado de Alemania en el G-20“

Como bien sabe el lector alemán, el G20 es el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y, cada vez más, política, en el que participan los máximos líderes mundiales. Es un espacio clave de discusión y toma de decisiones para adoptar soluciones concretas ante los principales desafíos económicos y políticos globales.

La Argentina asumió la Presidencia del G20 el 1° de diciembre de este año.  A lo largo de todo el 2018 organizará más de 50 reuniones de funcionarios del más alto nivel, que culminarán con la Cumbre de Líderes, la primera del G20 en América del Sur. Visitarán la Argentina más de 20 mil personas, entre funcionarios de más de 30 países, expertos e integrantes de organismos internacionales.

Marco de diálogo constructivo

En su mandato, la Argentina se propone brindar un marco constructivo de diálogo y consenso para generar resultados concretos, en base a una agenda que hará eje en la educación y los empleos del futuro a raíz de los cambios tecnológicos en curso, junto a los debates sobre comercio justo, finanzas, revolución tecnológica, género, energía, y medio ambiente, entre otros.

En este marco, la Presidencia argentina –con la enorme responsabilidad de encauzar las temáticas y articular coincidencias-, presentará una perspectiva propia de la región latinoamericana, con sus intereses y preocupaciones, y remarcando el gran potencial de nuestros pueblos y naciones. Las prioridades de la Argentina reflejarán su identidad como un país multicultural cuya visión de futuro radica en una mayor integración e intercambio con el mundo.

La estafeta de Hamburgo

Por experiencia propia la Argentina sabe que nada de lo antes mencionado puede lograrse en soledad. La Declaración de los Líderes del G20 en Hamburgo dio un mensaje categórico: "Juntos podemos lograr más que actuando solos". También sabemos que presidir el Grupo no es tarea fácil. El consenso no siempre está asegurado, pero tenemos la convicción de que allí se encuentra una de las misiones del G20: reunir visiones diferentes y asumir el desafío de obtener beneficios compartidos.

Alemania navegó este complejo entorno con voluntad decidida, lo que permitió realizar avances concretos en sus tres objetivos: desarrollar la llamada "resiliencia”, mejorar la sostenibilidad y asumir responsabilidades.

Así, con los brazos abiertos, la mayor confianza puesta en nuestra gente y toda nuestra capacidad, tomamos con orgullo de manos de Alemania la Presidencia del G20 y los esperamos pronto en la Argentina.

DW recomienda