1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina: el lado oscuro de la democracia

Argentina sigue conmovida por la muerte del fiscal Alberto Nisman. La confusión y las teorías de conspiración están a la orden del día. Muchos argentinos dudan de las instituciones y la sociedad está dividida.

Protestas en Buenos Aires tras la muerte del fiscal Nisman.

Protestas en Buenos Aires tras la muerte del fiscal Nisman.

“El país está dividido”, dijo a Deutsche Welle Jorge Arias, politólogo y director del equipo de expertos “Polilat”, en Buenos Aires. “Un 25 por ciento de la población está formado por seguidores fanáticos del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y otro 25 por ciento, por enemigos acérrimos”. Esa polarización contribuyó, según Arias, a la crisis por la que están pasando las instituciones políticas y el Estado de derecho en Argentina. “La sociedad se siente decepcionada por la democracia. Parecería como si no pudiera lograr superar sus turbulencias adolescentes, aunque tardó largos años en recuperarse de la dictadura militar”, opina Arias.

Polilat publica todos los años, conjuntamente con la Fundación Konrad Adenauer (KAS), el Índice de Desarrollo Democrático de América Latina, que evalúa el éxito de los logros en cuanto a derechos políticos y libertades civiles. En 2013 y 2014, los valores de toda la región empeoraron.

Confusión en lugar de esclarecimiento

El fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en su vivienda el 19/1/2015.

El fiscal Alberto Nisman, hallado muerto en su vivienda el 19/1/2015.

En Argentina todo gira en estos momentos alrededor de la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien fue hallado muerto en su vivienda en Buenos Aires. Desde hace casi diez años, Nisman llevaba a cabo investigaciones para esclarecer el atentado a la mutual judía AMIA, en 1994, en el que murieron 85 personas y cerca de 300 resultaron heridas.

El lunes (19.1.2015) por la noche, más de 20.000 personas se manifestaron en la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del gobierno, exigiendo que se esclarezcan las misteriosas circunstancias de la muerte del fiscal Nisman, que criticaba al gobierno. Hasta ahora, nada indica que se haya aclarado el hecho. La autopsia oficial aportó más confusión que claridad. Según esta, Nisman se habría dado muerte a sí mismo con un tiro en la cabeza. Sin embargo, no se halló ninguna huella de pólvora en sus manos que pudiera indicar que usó un arma.

Según el politólogo Jorge Arias, este tipo de contradicciones son parte de la realidad cotidiana de Argentina. “Esta situación demuestra que en Argentina todo es posible”, dijo a DW. “Cada vez aparece una nueva teoría, eso es algo que gusta mucho aquí”. El destino de Nisman prolonga la larga lista de muertes no esclarecidas en la historia argentina

Entre 1990 y 2003 murieron siete figuras relacionadas con la política de manera misteriosa. Entre ellos, Carlos Facundo Menem, hijo del expresidente Carlos Saúl Menem, quien falleció a raíz de un accidente aéreo, y su pareja, Marta Meza, quien, supuestamente, habría ingerido un raticida.

También en el caso de Nisman, el gobierno argentino parte de que fue un suicidio, pero esa tesis despierta controversia. “Alberto Nisman tenía muchos más motivos para vivir que para matarse”, escribió el columnista Ricardo Roa en el diario Clarín. Según él, es increíble que el gobierno hable de conspiración y tergiverse las pruebas.

Críticas desde Washington

Desde la perspectiva de EE. UU., no solo el gobierno de Cristina Fernández se encuentra sumido en una profunda crisis, sino todo el país. “La muerte de Nisman es considerada en todo el mundo como un claro síntoma de la debilidad institucional de Argentina”, señaló Michael Shifter, presidente del Instituto para el Diálogo Interamericano, desde Washington al diario Clarín. Si el deceso del fiscal no se aclara por medio de una investigación independiente, podría haber consecuencias muy graves para la democracia argentina, opina Shifter.

Cristina Fernandez de Kirchner.

Cristina Fernandez de Kirchner.

El interés de EE. UU. en las investigaciones sobre el caso AMIA fue y sigue siendo grande. El fiscal Nisman, que tenía buenos contactos con la comunidad judía en ese país, habría sido invitado por el Congreso estadounidense en julio de 2013 a fin de informar a los diputados sobre la influencia de Irán en América Latina. Pero la Justicia argentina no concedió a Nisman el permiso para viajar a EE. UU.

Para Jorge Arias solo hay una salida de la crisis política actual: las elecciones del próximo 25 de octubre, en las que se elegirá no solo a un nuevo presidente, sino también a la mitad de los diputados y de los senadores. “Espero que las elecciones sean un soplo de aire fresco para la democracia argentina, y que retornen a nuestro país valores democráticos como la transparencia, la estabilidad y el consenso social, que hoy han desaparecido”, dice el experto. “Tenemos que lograr de una vez por todas una democracia madura.”