1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina anuncia el mayor déficit en cuatro décadas

El ministro de Finanzas culpa a la herencia recibida del anterior Gobierno y afirma que negociará duro con los acreedores. Su enviado ante los fondos buitre anuncia que les hará una oferta incial antes de fin de mes.

"El cierre del año fiscal parecía un cierre donde el Gobierno [anterior, de Cristina Fernández] había tenido mucha disciplina por el lado del gasto, pero era una disciplina trucha (falsa)", criticó el ministro argentino de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, al anunciar este miércoles (13.01.2016) los datos macroeconómicos del país. El ministro, en una comparecencia desde el Palacio de Hacienda, cifró el déficit primario del país en un 7,1 por ciento del producto interior bruto, el "más alto de los últimos 40 años".

"Cuando un Gobierno gasta mucho más de lo que recauda y recauda más de cualquier otro gobierno en la historia, lo hace porque está gastando mal", dijo Prat-Gay. Según él, "parecía" que el gasto "estaba desacelerándose", cuando en realidad "se estaban dejando de pagar algunas facturas". La deuda con proveedores y organismos ("deuda flotante") supera los 100.000 millones de pesos (7.246 millones de dólares). Al déficit de 5,8 por ciento del PIB ("que nos dijeron que era del 2,3 por ciento") el ministro suma el coste fiscal de las medidas prometidas por el presidente Macri durante su campaña, como la devolución del tributo retenido a quienes compraban dólares en el mercado oficial o la modificación en el piso a partir del que los trabajadores pagan impuesto a las ganancias. Así, se llega a ese 7,1% anunciado.

Necesidad de una solución para los acreedores

Prat-Gay se propone reducir en un punto este déficit durante 2016. Para ello eliminará subsidios en servicios públicos para las rentas más altas entre las que los reciben. También espera frenar la inflación anual del 28% actual a un 20-25% este año e ir reduciéndola hasta un 5% en 2019. Y añadió que el Gobierno negociará con dureza para conseguir un acuerdo extrajudicial con los acreedores en la crisis de los bonos de deuda. "En la última sentencia, y aplicando esa sentencia a todos los 'me-toos', que es más o menos lo que está sucediendo en la corte de Nueva York, el costo pasa de 2.943 millones de dólares hasta 9.882 (millones de dólares). Para mí es el costo de lavarse las manos durante más de 10 años", dijo Prat-Gay.

"Si sumamos las demandas europeas, la factura supera los 12.000 millones de dólares", añadió. "No les crean a los que decían que negociaban con dureza", dijo en referencia a su antecesor en el cargo, Axel Kicillof. El secretario de Finanzas, Luis Caputo, se ha reunido precisamente hoy con el mediador Daniel Pollack, nombrado por el juez del caso para mediar entre el Gobierno argentino y sus acreedores. "Queremos resolver el problema lo más rápido y de la manera más justa posible", afirmó Prat-Gay. Aunque afirmó que no se deben esperar soluciones decisivas en esta primera reunión en Nueva York.

Al salir de ella, Caputo (en la imagen) dijo a los periodistas que presentarán "una propuesta argentina para la semana del 25 (de enero) al mediador Pollack y los holdouts para que la evalúen y después a partir de ahí recomendaremos una nueva fecha para sentarnos y discutir la propuesta".

LGC (EFE / Reuters / Clarín)


DW recomienda