1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Aplazan ronda de negociaciones entre Cuba y la UE

La medida se produjo a petición del gobierno cubano, se informó en La Habana. No se definió fecha para la reanudación del diálogo, ni hubo comentarios sobre los motivos del aplazamiento.

La Unión Europea (UE) y Cuba aplazaron su próxima ronda de negociaciones políticas prevista para los días 8 y 9 de enero en La Habana a una fecha aún por determinar, según informó la delegación de la UE en la isla.

"La tercera ronda de negociaciones para un Acuerdo Bilateral de Diálogo Político y Cooperación entre la UE y Cuba, prevista para el 8 y 9 de enero, se ha aplazado, a petición de las autoridades cubanas", señaló la UE en un comunicado.

Ambas partes comunicarán "a su debido tiempo" una nueva fecha, agregó el texto respecto a las negociaciones abiertas en abril de este año en La Habana. La delegación europea rechazó comentar los motivos del aplazamiento.

Cuba y la UE acordaron este año iniciar negociaciones para alcanzar un acuerdo de diálogo político, después de años de enfriamiento en las relaciones. La isla es el único país latinoamericano con el que el bloque europeo no tiene un tratado bilateral.

Los lazos están enmarcados desde 1996 en la llamada "posición común" de la UE, que condiciona las relaciones bilaterales a una mejora en la situación de los derechos humanos en la isla. La "posición común" fue adoptada entonces por iniciativa del gobierno español de José María Aznar.

Varios países europeos, sin embargo, se han acercado en los últimos años al gobierno de Raúl Castro, sobre todo a raíz de las reformas económicas de mercado. Naciones como Holanda y Francia abogan por impulsar una mayor apertura en la isla a través del diálogo.

Las delegaciones de la UE y Cuba se reunieron por primera vez en La Habana y celebraron una segunda reunión en agosto en Bruselas.

Después de los primeros encuentros para establecer los mecanismos de diálogo, ambas partes debían pasar a tratar temas más concretos, incluidos asuntos más espinosos como la situación de los derechos humanos, según comentó el embajador de la UE en Cuba, Herman Portocarrero, a comienzos de noviembre.

"En el campo político no siempre estamos de acuerdo en todo, hay diferencias importantes en algunos sectores", admitió Portocarrero. "Pero la parte cubana aceptó en un principio en que todo puede estar en la mesa, también asuntos de derechos humanos", aseguró.

EL(dpa, efe)