1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Opinión

Angela Merkel y el matrimonio para todos

La canciller cambia de opinión respecto al matrimonio de personas del mismo sexo. Por mero cálculo político, opina Gero Schliess. Pero igual es una buena noticia para los homosexuales… y para Alemania.

Por fin. Tardó bastante. ¡Demasiado! Pero, por fin, Angela Merkel abandonó su negativa al matrimonio para todos. La canciller federal dijo que en esa cuestión no apelará a la disciplina partidaria en el Bundestag (Parlamento), sino que cada diputado deberá votar según le dicte su conciencia. Con ello queda claro que el matrimonio para todos será pronto realidad.

La decisión supone un avance civilizatorio en la senda hacia un país en el que ningún ciudadano deba sufrir desventajas debido a su orientación sexual. Justamente en el caso del matrimonio, en cuyo marco dos seres humanos asumen una gran responsabilidad mutua, en Alemania se viola actualmente ese principio básico.

Más información:

Socialdemócratas prometen aprobación de matrimonio gay

Mayoría de alemanes apoya el matrimonio homosexual

Unión civil no es igual a matrimonio

Desde 2001 existe la "unión civil”. En muchos aspectos es igual al matrimonio, pero no en todos. Particularmente, en relación con las adopciones, las uniones civiles tienen grandes desventajas. Hasta ahora no es posible, por ejemplo, que la pareja pueda adoptar un niño.

La forma en que la canciller federal cambió de opinión no convence. No fue un paso decidido hacia adelante. Se ha manifestado en forma casi críptica, no dejando claro cuál es su posición personal.

Schliess Gero Kommentarbild App

Gero Schliess

Levantar la disciplina partidaria no es un apoyo al matrimonio homosexual. La canciller federal ha hecho las concesiones que el momento histórico reclamaba. Pero nada más. Quiere quedar bien con todos. Y ello, solo por cálculo político. También para no irritar más de lo necesario a los conservadores en su partido y el electorado.

Una buena noticia para Alemania

No obstante, el tímido cambio de postura de Merkel es una buena noticia para la comunidad LGBT (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales). El matrimonio para todos será aprobado en el Bundestag y se transformará en ley. Tanto los socialdemócratas, como los Verdes y La Izquierda lo apoyan. Alemania cierra filas así con el resto de los grandes países europeos.

Se trata no solo de una señal hacia afuera, sino también hacia adentro. Una señal para los ultraconservadores y populistas de derecha, que quieren envenenar la atmósfera social en Alemania. Alemania se identifica con los valores liberales de su Constitución. También en el matrimonio para todos.

DW recomienda